Kike Ruiz, un año arriesgando con imposibles

0
313

second-viaje-iniciatico-mario-miranda

Kike Ruiz, un año arriesgando con imposibles

Kike Ruiz, tras 5 años y 4 discos como cantante, compositor y guitarrista del grupo “No se lo digas a mamá” (2005/2010), regresaba en solitario hace un año, con su segundo trabajo discográfico “Arriesgar con imposibles“.

Después de un primer disco homónimo compuesto íntegramente por él, donde mezclaba pop y ritmos latinos para contar historias de amor y desamor, Kike presentaba en 2015 trece nuevas canciones llenas de historias y grabadas bajo la producción de Domingo Patiño. Un disco repleto de rock and roll, pop, carretera y amor, que bien podríamos extrapolar a muchos ámbitos de la vida.

“Arriesgar con imposibles” es un título que lo dice todo. O casi todo. Porque el joven madrileño se lanzaba así a la aventura de una nueva trayectoria profesional con el denominador común de la calidad de su música y las letras surgidas de su talento. Fruto de su doble creatividad, donde todos los temas eran suyos. Él ya sabía lo que es vender muchos discos y sumar muchas actuaciones en sus anteriores etapas. Pero ahora lo hacía a pecho descubierto.

A los diez años empezó a estudiar piano. Después fue componente del grupo infantil de pop Bombay. Con catorce años cambió de instrumento y empezó con clases de guitarra, mientras continuaba tomando clases de canto. Con diecisiete años empezaba a tocar por los locales de música de Madrid, haciendo escapadas para tocar en Sevilla, Toledo, etc. Locales como La Redacción, El Rincón del Arte Nuevo, el Búho Real, Clamores o Galileo Galilei, entre otras, acogían sus actuaciones de una manera permanente, donde Kike presentaba sus canciones todos los meses.

A los diecinueve años retomó las clases de piano para perfeccionar la interpretación de sus temas en directo y la composición de los mismos. De los diecisiete a los veintidós años, Kike realizó más de 200 conciertos por salas de toda España. A los veintitrés años conoce a Jimmy y Gonzalo Ramos, con los que forma el grupo de pop-rock “No Se Lo Digas a Mamá”. Esta formación sacó tres discos al mercado entre 2005 y 2009, producidos por Alejo Stivel, José Ramón Flórez y José María Rosillo respectivamente, además de un álbum recopilatorio en 2010.

En estos cinco años, la banda madrileña realizaría 300 conciertos por toda España. Entre los cuales se incluye un concierto en el Palacio de los Deportes de Madrid ante quince mil personas, compartiendo cartel con reconocidos artistas como Modestia Aparte, Hombres G, El canto del Loco, Mikel Erentxun o Pereza.

En 2010 el grupo decide separarse y Kike Ruiz viaja hasta La Habana, Cuba, para grabar su primer disco en solitario. Así, en enero de 2012 salía a la venta “Kike Ruiz – En solitario en Latinoamérica”, su primer álbum.

Deja un comentario