María Villalón, el insólito viaje de sus fans a través de sus canciones

1
1195

IMG_0589

María Villalón, el insólito viaje de sus fans a través de sus canciones

A veces, una gota de lluvia tiene más poder que el que nunca hubiera soñado tener. Sin ella el océano estaría incompleto, exiguo. Si la gota deseara quedarse en el océano, entonces no se quedaría tomando el sol sobre la superficie del mar. El calor del sol la encontraría, la calentaría y la evaporaría convirtiéndola en vapor de agua. Allí, como partícula de niebla, nos envolvería, nos aislaría del tiempo y del espacio y nos penetraría en cada uno de los poros de la piel calándonos de sentimientos muy profundos.

Resulta complicado transparentar esas sensaciones con palabras, describir la finas gotas que rocían el suelo y despertar, inspirado en el viaje de una gota de lluvia, las emociones de una historia de amor, superación y crecimiento personal. Más aún, si cada frase que evocamos forma parte de nuestras vivencias y viene acompañado de una melancólica y nostálgica banda sonora.

Soñadora, apasionada, con una entrega sin límites y una magia escénica de las que hechizan, María Villalón editó en 2015 su primera novela juvenil titulada “El insólito viaje de una gota de lluvia“, un libro-CD que nace de la música, cargado de delicadeza y con tintes autobiográficos. Donde la literatura y las canciones forman una dualidad mágica que colorea sus sentimientos con letras aterciopeladas.

Dice la propia María que la vida es como el viaje de esa gota de lluvia, que aunque no se sepa a dónde va a ir a parar, sí tenemos la posibilidad de elegir quiénes serán los compañeros con los que emprender ese camino. En su caso, compañeros no le faltan. Hoy, con motivo de su cumpleaños, reunimos a algunos de ellos: seguidores, familiares y amigos, para que nos abran su corazón y nos describan la amalgama de sensaciones, locura y amor que reflejan para ellos sus canciones.

Una de mis últimas visitas a “La Ciudad de Las Bicicletas” recuerdo que insistí a ese primer amor innombrable, que me llevara a una curiosa avenida y entonces:
Era la primera vez que recorrimos sin descanso Kansas City de la mano.
Ahí me encontraba yo, feliz con esa situación tan idílica con una de tus canciones como banda sonora.
Seguían los acordes en mi cabeza, y llegó el momento de “perdimos la cordura…”
e inmediatamente la canción se desvaneció.
Unos “agradables pájaros del cielo” por llamarles de alguna forma,
decidieron hacer sus necesidades sobre las cabezas de dos enamorados, si triste, pero sí.
Aquí acabó ese momento de felicidad máxima, sin tiki tiki.
Ahora cada vez que veo a una paloma me acuerdo de esa canción. La vida y sus anécdotas.
Feliz cumpleaños cielo, las palabras ya después de todo sobran.
Te quiero amiga. – Manu Aguilar

Tus canciones me han acompañado en tantas situaciones.
Aquella tarde de lluvia en la que fui a comprar tu disco
o cuando recibí el premio del club de fans (una carta escrita a mano con la letra y partitura de “La lluvia”).
Por supuesto, tampoco olvidaré lo afortunado que me sentí hace un año
cuando al fin pude escuchar tu voz en directo.
Para mí eres una campeona, porque me has enseñado a perseverar.
A pesar de que los resultados no son siempre lo que esperamos,
tu ejemplo me ha demostrado que nunca es tarde
para alcanzar los sueños y las metas. – Fran JM Carmona

Publicado por Editorial Destino (de Planeta), “El insólito viaje de una gota de lluvia” viene acompañado con las canciones que la protagonista compone y canta a lo largo de todo el libro. Narra la historia de Atena, una chica de 16 años que se convierte en la estrella musical del momento, aunque para ello debe abandonar su pequeño pueblo, su familia, sus amigos, su primer amor. Todo por cumplir el sueño de triunfar en los escenarios.

La protagonista de la historia es un alter ego de María. Una chica dulce, tierna, luchadora, sensible y fuerte, que plasma todos sus pensamientos en canciones. A través de una narración ágil, cercana y natural, el libro nos sumerge en la piel de Atena de una manera sencilla, huyendo de florituras innecesarias y resultando tan creíble y real como la vida misma. Podría decirse que en la novela habita una pequeña María Villalón de un mundo alternativo, tan adorable como ella, que empieza su camino por la música de una manera diferente.

Junto al libro se incluye un CD de siete canciones que respiran toda la esencia y autenticidad de la autora, con un sonido más maduro, más trabajado y cuidado al detalle, y una producción que destaca por su frescura. Donde los compactos arreglos, repletos de guitarras acústicas y teclados, hacen que nos perdamos en la belleza de la historia y la sintamos como si fuera nuestra.

Aunque si hay algo que caracteriza a “El insólito viaje de una gota de lluvia” es su emotividad. Una obra diferente, sacada del corazón, que expele una bocanada de aire fresco y te enamora. Un disco-libro corto, conceptual y lleno de recuerdos, que transmiten cariño, fuerza y energía y que no defrauda, ni al oyente ni al lector.

Cuando tanto se reduce a unas líneas siempre se queda algo en el tintero.
El destino hace y deshace a su antojo.
Un día idolatras a una persona y al siguiente estás compartiendo mesa o incluso escenario,
suena emocionante. Eso me ha pasado contigo,
gracias a ti he logrado conocer a personas imprescindibles en mi vida a día de hoy,
me ayudaste a arriesgar, a sentirme identificada con Atena en los momentos que tú sabes,
a luchar teniéndote como ejemplo.
Gracias por tu sencillez y tu sinceridad en todo momento.
Sigue cumpliendo años, es buena señal y si es en un escenario, que podamos verlo, mucho mejor.
Muchísimas felicidades María. – Yaiza Riquelme

Recuerdo Los Bermejales, esa cesta de chuches y tu cara al verla. ¡Las converse rojas!
¿Cómo se puede perder un zapato?. Recuerdo cuando me cantaste en Los Bermejales y acabé llorando.
Y los Burger King buenos. Y esa tarde en tu casa jugando al Jenga.
La verdad es que cualquier recuerdo en el que estés tú consigue sacarme una sonrisa.
¡Felicidades preciosa! – Afry

Recuerdo con cariño la primera vez que pude conocerte en persona.
Fue en el año 2010, en “El Festivalino” (Pescueza, Cáceres).
A pocos metros del escenario y con el sol luciendo al máximo, nos refrescaste el día cantando “La lluvia”,
la cual seguiste con “Esta cruz”. Las cantamos y disfrutamos como cada vez que oímos tu música.
Pero el mejor momento y el que recuerdo con más cariño fue cuando te acercaste al público
una vez acabado el evento y nos regalaste unos minutos, donde nos tomamos fotos y pudimos charlar.
Aún conservo el autógrafo que te pedí, y que tuviste que firmar en
¡una tarjeta de visita de nuestro seguro del coche!, ya que no teníamos papel.
Fue un día que siempre recordaré, al igual que espero que recuerdes tú este cumpleaños
y se convierta en un día muy especial para tí.
¡Muchas felicidades!. Gracias por darnos tanto. Un beso. – @akoig

De uno de los lugares más bonitos de Andalucía, Ronda, el nombre de María Villalón suena con fuerza desde hace algunos años en el panorama musical. Sus canciones rebosan talento y lo hacen con un derroche de sentimientos pequeños, que se pegan a la piel y erizan. Un paseo a compás pero sin reloj, en el que los sonidos recorren un hábitat de paisajes llenos de contrastes y viven sugerentes aventuras con cada acorde.

Su andadura musical comienza a la temprana edad de 3 años cuando su abuela le cantaba canciones populares sobre la guerra. Quería ser bióloga, pero pronto empezó a ilusionarse con la música. Pasó de beberse los restos de cerveza y vino que dejaban los clientes en la bodega-bar de sus padres para empezar a cantar. Ferias, fiestas en colegios, concursos y galas benéficas fueron su carta de presentación.

Con 14 años saca su primer disco, “Entre sueños“, y dos años más tarde el segundo, “Rompe“. Ambos fueron vendidos por la propia María en casas, bares y tiendas de su barrio natal para recuperar todo el dinero invertido. Aquella experiencia fue dura. Pero lejos de rendirse su carácter se pausa, madura y sus ojos entornan su destino. Es entonces cuando comienza a gestarse el talento que lleva dentro y empieza a desplegar su potencial.

De María guardo muchos recuerdos. Nos conocemos desde muy pequeños,
ya en párvulo estuvimos juntos, en el colegio, en el instituto y hemos compartido muchas,
muchas anécdotas, muchas alegrías y tristezas, muchos recuerdos.
Algunos los cuenta ella en su libro, y no sé cuál escoger. Creo que yo me quedaría con uno en especial.
Recuerdo cómo ella se quedó a las puertas antes de la gala 0 de Operación Triunfo, y cómo pensaba dejar la música, porque aunque es un campo muy extenso y muy satisfactorio,
también es un arma de doble filo, y a veces a uno le dan ganas de dejarlo todo.
Entonces, había otro programa que estaba pegando fuerte en el resto del mundo, y era Factor X.
Recuerdo ver un anuncio del casting, y uno de ellos se hacía en Sevilla. Corriendo la llamé y se lo comenté.
Ella había oído algo, no sabía si volver a probar suerte o no… la cuestión es que lo hizo.
Y entró… no sólo entró, sino que también arrasó y ganó la primera edición de Factor X en España.

Ese verano, su padre nos recogía con la furgoneta para ir a la playa,
ya que a él le tocaba trabajar en sitios de costa.
Y María me hacía escuchar algunas canciones de la maqueta de su primer disco.
Ella tenía que decir cuál sería su primer single. Escuchamos muchas, pero había una,
que el compositor (Raúl Bioque), nos hacía especial gracia… unos gorgoritos, una melodía…
más adelante, esa canción fue su primer single, Agüita de Abril.

Recuerdos como este, tengo muchos, más artísticos, más personales… pero nos tenemos en la mente.
Estamos lejos físicamente por motivos de trabajo y personales pero mentalmente nos tenemos cerca
y cuando nos vemos, cuando quedamos aunque sea una vez al año para una o dos horas,
es como si no pasase el tiempo pues, con sólo una mirada, un comentario, sabemos qué pensamos
y qué queremos decirnos, porque nosotros no somos sólo amigos,
nosotros tenemos un vínculo más de tipo hermano.
Y con todo esto, dejo mi dedicatoria para mi niña bella con todo mi cariño. – Hugo

María funde todas sus composiciones en una atmósfera única. Es inevitable no sentirte atrapado por ese halo de luz mágica que desprende con ese acento andaluz tan gracioso y espontáneo. A través de su voz, incita a cerrar los ojos y a soñar. Rompe las reglas con una dulzura contagiosa y emite las palabras, una tras otra, mientras va amoldando melodías en forma de caricias sentidas, siempre con una sonrisa abierta.

Y es que, cuando alguien tiene el poder de hacerte reír, tarde o temprano lo hará. Es inevitable. Y María tiene ese don. La malagueña transmite una sensación positiva que envuelve y te seduce. Tiene magia. Es una de esas artistas especiales, con mayúsculas, que desde la primera escucha te cautivan, con una voz fuera de lo común, cargada de giros, brillante y llena de personalidad. Hipnótica, casi mántrica. Llena de raíces y matices arrolladores.

Hay personas que son magia y no lo saben.
Sólo una en concreto consigue que despiertes a tu padre de un grito porque ha ganado
el concurso que llevas viendo (y votando) día tras día. Cumple tus sueños,
te sube a un escenario por primera vez (con o sin presentación) y te deja cantar con ella una canción.
Da sentido a locuras como a un viaje Madrid­-Málaga para disfrutar de un concierto
que empieza con algo de retraso. Consigue que, a pesar de llevar más de 20 conciertos,
no te canses y tengas ganas de más.
Me ha presentado a gente elemental en mi día a día.
Se preocupa por todo el mundo y siempre regala y dibuja sonrisas pase lo que pase.
Supo dar luz a mis días más oscuros sin darse cuenta, y actualmente sigue haciéndolo.
Es parte de la banda sonora de mi vida y eso estará tatuado en mi piel
para siempre,siendo ella quien le da gran parte de significado.
Por todo eso, los abrazos, las sonrisas infinitas y mucho más ella,
María, es magia. Gracias. – Alba Arroyo

300 km de distancia. Recién salido de trabajar. Bocadillo, coche.
Y allí me presente en el concierto de María.
Y mereció la pena, claro que mereció la pena. – Guillermo Hernando

A María y a mi nos unió su música,
desde el primer instante que la escuche quedé enganchado a todo lo que hacía,
desde aquella primera escucha de “La Lluvia” comenzamos a escribir,
ella en Madrid yo en la Ciudad de México (una pequeña distancia),
y hasta la fecha lo seguimos haciendo cuando se puede.
A María la considero mi amiga y hoy en su cumpleaños quiero desearle lo mejor
y recordarla lo que escribí aquel primer día,
“soy fan de tu música, nunca dejes de hacer lo que amas”. – Fernando Pérez (México)

No será hasta los 18 años cuando su carrera musical despegue, tras presentarse y ganar Factor X, un concurso (reality-show) musical de la cadena de televisión Cuatro. María se presentó a los castings en Sevilla, cantando un fragmento del fado “Canção do mar”, de Dulce Pontes y un trocito de “Nana para un rey”, de Pasión Vega. Pese a su inocencia y juventud, consigue el voto unánime del jurado.

María se convierte así, en uno de los miembros del equipo dirigido por Jorge Flo, padrino que quedó prendado de su talento desde el primer instante. En la gala final se proclamó ganadora del concurso frente a Angy Fernández, tras interpretar la canción “María se bebe las calles“, de Pasión Vega. Su actuación obtiene los mayores elogios de la edición y la admiración absoluta de todo el público.

Tras una primera incursión en el mercado musical con un recopilatorio compuesto por las canciones interpretadas en el programa, Sony BMG edita el que sería su primer disco de estudio, “Te espero aquí”. Con naturalidad, sin aspavientos y sin hacer ninguna ostentación, María conquista los corazones en 12 canciones compuestas expresamente para ella. Un sueño por fin cumplido con el que inicia su oda a la sensualidad.

El álbum incluye 7 temas inéditos que forman un núcleo de gran solidez, entre ellos el primer y único single del álbum, “Agüita de abril”, que suena con fuerza en todas las principales emisoras del país. Un gran regalo, merecido, premio a tantos años de esfuerzo y trabajo.

“Te espero aquí” es un disco donde predomina el pop melódico con adornos de guitarra y el sutil empleo de los ritmos y sonidos flamencos. El aroma sureño desemboca en estribillos muy pegadizos. Las letras realzan su ternura, y la voz traza pinceladas de matices que condensan emotividad y dulzura a partes iguales.

María tiene una de esas voces que te tocan la fibra.
Desprende en cada una de las notas sensibilidad y te hace estremecer.
Pocas voces consiguen eso.
En directo lo es aún más, vive cada nota, ella cierra los ojos, mueve las manos…
Eso es sentir la música, eso es hacer vibrar a los demás.
Eso es pura sensibilidad. La música es sentimiento y María lo es.
Por eso y por muchas cosas más, felicidades por ser cómo eres
y por mimar tanto a tus fans. – Jesús (Salamanca)

De los muchos momentos pasados con María, seguramente el que recuerdo con mayor intensidad fue
el de cómo nos conocimos. Hay personas cuyo trabajo llega antes de que
esa persona se cruce en nuestra vida. Si ya me había asombrado cuando vi el videoclip
de “Agüita de abril”, cautivado con “Pedazos de soledad”, fueron “Ninguno de los dos”
y “Coge aire” las dos canciones que más me marcaron antes de conocerla por ayudarme
a afrontar situaciones difíciles y eso hizo que la admirara mucho como artista.
Coincidí con ella primero en una clase en la que entré por equivocación, pero no la reconocí
porque parecía más joven de lo que parecía en el videoclip y me parecía demasiada
casualidad que una joven andaluza cuya música me encantaba estuviese en mi facultad en Madrid.
Tiempo después coincidimos en una optativa de italiano y al oír el nombre y
el apellido pensé que no podía ser, que seguramente era una prima suya que se le
parecía mucho, pero al acabar le comenté que se parecía un montón a una cantante que
me encantaba y que se llamaba María Villalón; la cara que se me quedó fue de cuadro
pero fue algo maravilloso y el comienzo de una amistad y de seguir descubriendo su
música. – Javier Valladolid

En 2009 María edita su segundo disco, “Los tejados donde fuimos más que amigos”, donde suena una de sus canciones más conocidas, “La lluvia”, que logró colarse entre las 50 canciones más vendidas en España. Compuesta por el catalán Carlos Matari, es una balada a medio tiempo que se distancia del tratamiento clásico de desamor, con una melodía dulce y una letra estupendamente construida.

Producido por Xasqui y Toni Ten, este álbum es la demostración de hasta donde puede llegar una artista con una capacidad interpretativa de calado, segura, certera. Con una mezcla de energía y suavidad, el disco intercala canciones de Georgina (En lo lejos que te vas, El cordón de mi ombligo, Fíate de mí), Miguel Linde (Pedazos de soledad, Nueve soles, Cansada de girar, Esta cruz), Pedro Andrea (Por los dos), Lucía Caramés (Coge aire) y Elisa Toffoli, cuya canción Gli ostacoli del cuore canta María Villalón en italiano.

Este nuevo trabajo muestra la enorme ductilidad de una artista capaz de moverse con solvencia en diferentes terrenos. Seguir a la voz de María aquí es como caminar por terrenos imprevisibles, donde hay sorpresas que se suceden con naturalidad. María es capaz de sumergirse en todos los estilos, hacerlos propios y salir airosa con poderío. No sólo engancha su voz. También engancha su capacidad para adecuarse a cada canción, envolverla y convertirla en algo que brille con luz propia.

Es esa razón que ha tenido la vida de hacerme ver que realmente la suerte existe.
De no sentirme tan desastre, en este caos que al fin y al cabo es todo esto,
porque es capaz de hacerme sentir segura cuando parece que todo se esta yendo a la mierda.
De enseñarme que rendirse nunca es una opción,
que siempre hay que luchar por lo que te hace feliz.
En definitiva, para mi María es algo así como el refugio, junto con su música,
en el que te puedes resguardar cuando vienen las peores tormentas sin tener miedo a nada
porque sabes que ahí vas a estar a salvo,
y bailar bajo la lluvia cuando todo ha acabado. – Marta (@LWWYHTHD)

María Villalón, luchadora, tenaz, gran artista, todo corazón.
¡Feliz cumpleaños María!
Te admiro, besos desde Barcelona. – Carlus One

Todo comenzó en diciembre del 2012,
una tarde mi amiga Alba me invitó a acompañarla a un pequeño acústico en una tienda.
Desde aquel día ha sido ir concierto tras concierto,
después quedamos todas un día para comer por Gran Vía, compañeras de intolerancia.
Recorrer las calles de Madrid y sin perdernos siendo yo el GPS andante.
Cada momento siempre es especial,
incluso aunque solamente cantes una canción en la presentación de un libro,
que hacía tiempo que no nos veíamos, los abrazos nunca faltan.
En el último concierto nos echamos unas risas cuando nos firmaste el Playlist como unas frikis.
No quiero enrollarme mucho, tan sólo espero muchos más conciertos,
comidas y momentos a tu lado.
Un abrazo y un beso muy grande. – Sara Torres

Sólo decir que eres la persona por la que me fui a la Feria de Málaga
decidiéndolo de un día para otro. Siempre recordaré ese día,
cuando estabas haciendo la prueba de sonido por la tarde con todo el sol de agosto
y te saludamos Antonio (El Sevi), Alba y yo desde las puertas, y nos hiciste un saludo digno de,
que vergüenza, ¿quiénes serán esos locos?.
Hasta que Rubén te dijo que éramos nosotros y ya nos abriste la puerta.
Y estuvimos hasta las 4 o 5 de la mañana que saliste a cantar. Fue genial.
Esa quizá es la mayor locura, pero todo son anécdotas contigo,
como cuando nos llevasteis de Galapagar a Madrid en la furgo
y descubrimos que te sabías de memoria los dos apellidos de todos
los que participaron en el Crowdfunding,
aquella comida en el VIPS hace ya unos años en la que por mucha
intolerancia a la lactosa te pediste un postre que casi mueres,
o cada concierto, que sin excepción trae una anécdota, una sonrisa más a mi cara.
Gracias por ser como eres, por tu cercanía, tu simpatía,
porque por muy mal que estén las cosas al verte y escuchar tu voz parece
que todo se hace un poquito mejor, y esa es sin duda la clase de gente que merece la pena.
Otra vez muchísimas felicidades, espero que seas muy feliz en todos los aspectos,
que lo malo se quede atrás y que todo lo bonito llegue.
Espero verte pronto, que por circunstancias no he podido, y ya se te echa de menos.
Muuuuuaaaa, bella!!! – María Redondo

Su penúltimo trabajo ve la luz a finales de 2012. El EP, editado bajo el título de “Historias de una cantonta” cuenta con seis canciones que nacieron de su persistente lucha por la música. En este caso, y al no disponer de los recursos suficientes puso en marcha una financiación colectiva, también llamada Crowfunding, en el que casi cuatrocientas personas le dieron la oportunidad de seguir hacia delante.

Álbum más personal que los anteriores, “Historias de una cantonta” factura un pop luminoso y contundente en la línea de las mejores voces femeninas nacionales del género. Aquí, María desprende ternura sobre un conjunto de canciones entrañables que nos muestran el particular mundo interior que posee. Letras sinceras y comprometidas con el emocionario juvenil, pero sin por ello negarle rincones a la imaginación.

Este álbum mantiene la línea de su bitácora personal, con canciones inéditas y compuestas por ella misma. Se trata de un EP de seis temas, saludables y de elevado nivel, cuyo título hace referencia al espacio en donde narra sus venturas y desventuras. Un blog personal en el que desde hace varios años se desahoga y cuenta las experiencias más divertidas y las anécdotas más tontas que le pasan en el mundo de la música.

Muchos de vosotros (quizá todos) habéis seguido a María desde su paso por Factor X.
Yo debo ser un caso raro. No conocía su existencia hasta que fui con una ex-pareja
al concierto de Bisbal en el estadio de atletismo de Málaga.
Antes del “almeriense universal” subieron grupos y solistas al escenario.
Me llamó la atención poderosamente una tal María Villalón a la que dejaron
cantar solamente dos temas. Y en ese momento descubrí una gran voz.
El día siguiente busqué vídeos suyos en Youtube y poco después me hice con sus discos.
He tenido la suerte de ver conciertos suyos en la Plaza de Callao, cerca del faro de Moncloa (no recuerdo el nombre del local), Sala Trinchera, Lolita’s (donde he participado en recitales poéticos), FNAC y junto al teatro romano de Málaga. Participé como actor con un pequeño papel en la serie Arrayán,
a la que María puso banda sonora (“Quiero que estés aquí”).
Otra de mis facetas artísticas es la del grabado y le he hecho llegar algunas obras.
Larga vida a María, a su voz, a sus conciertos. – Juan José Archilla Pintidura

Uno de los recuerdos más bonitos que tengo con María es el de nuestro primer
concierto juntos. Fue en una sala de Madrid al poco tiempo de conocernos. Me ofreció
colaborar tocando “Agüita de Abril”, y como vio que estaba nervioso me propuso
ensayarla con calma en la prueba de sonido.
Sin embargo, ese día tuvo problemas con los transportes y llegó a la sala varias horas
más tarde de lo previsto. Aún así, hizo todo lo posible por tranquilizarme, y ese
concierto fue el primero de muchos en los que hemos colaborado juntos durante estos años.
Feliz cumpleaños, María. Un beso enorme. – Álvaro Funes

Para mí, María Villalón es fuerza, pasión, orgullo, lucha, constancia y muchas ganas de vivir la vida.
Hace muchos años que te conozco, nos hemos visto en conciertos, pero también
(aunque menos de las que me gustaría) intentando arreglar nuestro mundo con una sonrisa y mucho amor.
Por eso mismo, porque han pasado muchos años y hemos vivido muchas cosas,
de ti he aprendido a batallar con mis miedos, a perseguir mis sueños
y a darle a la vida una sonrisa incluso en los peores momentos.
Que cumplas un año más, y que sigas estando a mi lado para mí es un orgullo,
eres una de las personas más extraordinarias que he conocido nunca y te estaré eternamente agradecida por compartir tu música, tu vida y tu amistad conmigo. – Pilar D.B

¡Feliz cumpleaños, María!
Estaba claro que no podía faltar mi felicitación en esta iniciativa tan bonita que te han preparado.
Disfruta de tu día, de tus 27 añazos y celébralo a lo grande.
Espero y deseo que sea una época llena de alegrías. Te deseo lo mejor de lo mejor.
Nos vemos pronto. Se te quiere millones, besos y abrazos. – David Palas

Hay cantantes especiales, cuyo arte no entiende de formatos ni, afortunadamente, de cifras de ventas. Y María pertenece a esta categoría única de artistas que, desencantada por la industria musical ha dado un puñetazo en la mesa y ha sabido reinventarse una y otra vez para gritarle al mundo que los sueños están para ser cumplidos.

Lo que hace a María una gran artista, aparte de su voz y la emoción que pone al entonar cada nota, es su sencillez. Es natural, atenta y entregada con su público, algo muy digno de valorar. Lucha por lo que quiere y no se acomoda en lo sencillo. Valiente e intrépida, la malagueña mezcla con sutileza sus raíces andaluzas con un pop cálido que hace latir desde la primera nota.

Con una bondad latente fácilmente perceptible, la joven de Ronda aúna palabras y sonidos con el corazón en la mano. Retales que han ido construyéndose con el paso del tiempo hasta solaparse en un conjunto de melodías nostálgicas e intimistas. Sus conciertos componen recuerdos mnemotécnicos en forma de pequeñas dosis musicales, que siembran y perduran para siempre en el corazón de quienes los disfrutan. Canciones para escuchar, para disfrutar pero, sobre todo, para sentir.

Hace tiempo que nos conocemos y la magia y lo que de verdad importa
es la bellísima persona que era y sigue siendo.
Porque la esencia de María Villalón es ser siempre la chica con el corazón grande,
la chica que nos emociona con cada una de sus canciones
y la chica que ante todo es persona. Humilde y llana.
Yo le tengo que dar las gracias por muchas cosas que ella ya sabe.
Muchas felicidades preciosa, un año más estoy felicitándote,
aún recuerdo cuando el destino hizo que nos encontráramos y eso nunca se me olvidará.
El día que nos encontramos en el banco aquel que decía:
“En los parques donde fuimos más que amigos”,
ese banco que te demostró que tú y tu música llegó
a todas esas personas que jamás creías que llegaría. Te quiero mucho,
y espero que nunca te olvides de lo grande que eres.
Nunca dejes de sonreír, es lo más importante. – Lorena Segovia

María es bondad, dulzura, generosidad,
belleza, talento, arte, alegría y luz.
Desde el día en que la conocimos, cada momento con ella, para nosotros es aprender.
Nunca vamos a olvidar el día que la conocimos,
cuando grabamos en el estudio “La calle de los barros”.
Ni tampoco todo lo que ha hecho siempre por Versilia.
María, gracias por acompañarnos con tus canciones.
Gracias por estar en nuestra vida. – Rocío, Javi y Jorge

Aún recuerdo la primera vez que me puse “en contacto” con ella.
Ambos nos quejábamos, vía Twitter, de lo mala que era la calefacción en nuestras respectivas facultades.
Ahí me di cuenta de que era tan cercana y especial como yo imaginaba,
lo que no pensaba es que lo era muchísimo más.
A lo largo de los años, he tenido numerosas ocasiones (aunque no tantas como me gustaría) de verla,
disfrutar de sus directos y charlar algunos ratitos con ella.
Si tuviera que elegir un solo momento de entre todos los que he pasado con ella, no podría.
Siempre hay algo que los hace a todos especiales.
Por ejemplo, aquel en el que, estando en una prueba de sonido,
se dispone a hacer la lista con los nombres de todos aquellos que
asistíamos mediante invitación y mientras escribe el mío me dice muy orgullosa:
“Para que veas que me acuerdo hasta de tu apellido”. O un día, cuando me dice: “Ven y me ayudas a
escribir el repertorio” y de repente me enseña el móvil de Susi preguntándome si sé cómo
hace referencia a la canción “María se bebe las calles” y nos reímos lo más grande.
Por cosas como estas, añadidas a lo curranta y luchadora que es, ella es única. Gracias por todo, María.
Espero poder seguir viviendo todo esto un sinfín de veces más. – Antonio Dorantes

María es una artista y una persona que vale mucho,
simpática y muy buena persona.
Siempre le dedica un poco de su tiempo a sus fans y se merece lo mejor.
Te deseo que pases un gran día por tu cumpleaños.
Un besazo muy grande desde Almería. – Pily Ruíz

1 Comentario

  1. Muchas felicidades, María. Te ‘descubrí’ musicalmente en el concierto de la Caracol y aun recuerdo tu fado a capela. ¡Impresionante! La música te necesita tanto como tú a ella. Compones e interpretas a corazón abierto.
    Un saludo muy cordial de un seguidor de la mejor música.

Deja un comentario