“El Tiempo que Guardé” o el apocalípsis de Los Peces de Cristina

0
337

Cristina-y-sus-peces

“El Tiempo que Guardé” o el apocalípsis de Los Peces de Cristina

Los Peces de Cristina es la voz de Cristina Malakhai, una joven que, después de haber surcado por diferentes mares tocando en grupo y en solitario, en eléctrico y acústico por Barcelona, Madrid, Londres, Berlín, Philadelphia y Nueva York, se aventuró en descubrir nuevos sonidos con la grabación y producción de su primer disco en solitario que recoge todo aquello que nunca salió a la luz: “El tiempo que guardé“. Un disco con música y letras originales en castellano, catalán e inglés que ha sido grabado, mezclado y masterizado en los estudios Micromaltese de Barcelona por Marco Morgione (Antònia Font, El Guincho, Delorean, Za!) y que ha contado con la colaboración de músicos de la talla del guitarrista Oriol Saltor (La Porta dels Somnis), Jesualdo Miravete (Ktulu) o el pianista Abel Garriga, entre otros.

Cristina siempre dice que su lenguaje universal es la música y que cualquier lengua es válida para romper fronteras. Y prueba de ello es que ha pasado por festivales internacionales como el Looe Music Festival de Inglaterra, el ThissFest 2014, International Songwriter Festival de Holanda o el Parkpop, también en Holanda, uno de los festivales abiertos más grandes de Europa.

El resultado en su debut ha sido un sonido fresco y muy natural entre el pop y el indie para perderse entre melodías sugerentes, que flotan sobre guitarras acústicas y eléctricas, un piano intimista y algún teclado travieso que aletea dibujando su rastro en el camino. Entre tanto mar, entre la turbulencia y la calma, Cristina sale decidida e intrépida para que oigamos más allá de las olas.

En tan sólo unas horas, el álbum debut de Los Peces de Cristina se colocó en el Top 2 de álbumes Pop en iTunes España y en el número 4 de la lista de álbumes de todos los géneros el mismo día de su lanzamiento. Además, ha sido candidato a los Premios Enderrock como Mejor Disco y elegido Mejor Álbum Debut en la Revista MundoPop.

Si su primer videoclip estaba ambientado en un paisaje onírico e idílico, ahora nos llevan al otro lado con un paisaje apocalíptico donde la historia da un giro repentino con una guerra de color que deja volar la imaginación e invita a pensar más allá.

Deja un comentario