Marina derrocha sensualidad en el vídeo de “Que venga el aire”

1
475

marina

Marina derrocha sensualidad en el vídeo de “Que venga el aire”

Marina tiene todas las credenciales para convertirse en una de los grandes figuras emergentes de 2016. La joven une la frescura de un fenómeno viral en redes sociales con el duende que impregnan las calles de Jerez y, además, se trata del último descubrimiento de Manuel Ruiz Queco, el gran cazatalentos de artistas en nuestro país y responsable de éxitos como “Me voy contigo” de Remedios Amaya (150.000 copias), “María” de Niña Pastori (300.000 copias), “Ciudad de las Ideas” de Vicente Amigo, “Me voy al Mundo”, de El Barrio (50.000 copias)” o “Asereje” de Las Ketchup (7.000.000 de copias).

Desde el pasado 8 de abril está a la venta en formato físico y digital su primer trabajo discográfico, titulado “Desde la frontera“, que se grabó en los Filigrana de Córdoba con la participación de músicos de la talla de Ludovico Bagnone, José Antonio Rodríguez o Diego del Morao. El álbum contiene diez canciones compuestas por Paquillo Cortés, José Serrano, María de los Ángeles Maya Heredia y Queco.

Flamenco, mezclado con otros estilos musicales, su derroche de simpatía y la frescura de su talento, encandilan a cuantos han disfrutado de sus directos. En este trabajo, la artista acaricia nuestros oídos. La gaditana es la renovación del nuevo flamenco, no solo se deja la piel en las interpretaciones, sino que pone un enorme pedazo de sí misma. Su arte de arraigo andaluz, acordes de pop y músicas sin ninguna frontera marcan una clara evolución artística y personal.

Marina mantiene la espontaneidad y la ilusión de los 20 años a la par que continúa cumpliendo sus sueños. La jerezana revolucionó las redes sociales, se erigió en una de sus fulgurantes estrellas y captó las miradas y los oídos de varios productores. Ahora, continua la promoción de su primer trabajo con su segundo single, “Que Venga el Aire“, un tema tranquilo y relajado que desprende sensualidad y elegancia. Una nueva muestra para empezar a “creer” en su voz.

1 Comentario

Deja un comentario