Najwa Nimri, “Es halagador despertar tensión sexual en alguien”

0
741


najwa-nimri

Nuestro protagonista es la estrella musical del momento, pero sabe que ha llegado la hora de despedirse del escenario, no sin antes encontrar un sucesor. Estamos a finales de los años 50 y, junto a sus dos amigos, son mundialmente conocidos como el Drac Pack. Una noche conoce a una joven cantante a quien decide regalarle la fama. La convierte en una estrella, en todo un mito. Pero, para ser una estrella eterna tiene que tomar una decisión, vivir bajo la fría luz de los focos o vivir bajo la cálida luz del sol…

Esta es la historia de Drac Pack. Un viaje teatral y musical con aroma al Hollywood de los años 50, que encierra mucho swing, jazz y rock and roll. El espectáculo llega al Teatro de la Luz Philips (Madrid) del 29 de diciembre al 21 de enero. Previo a su estreno Soco Cordente se ha reunido con Alba Flores y Najwa Nimri, dos de sus protagonistas, para conocer un poquito más acerca del musical.

(Entrevista a Alba Flores):

Alba, danos un argumento de peso para que los lectores de nuestra web vayan a ver vuestro musical Drac Pack.

Drac Pack es un show muy peculiar de ver, y más en la Gran Vía. No hay muchas espectáculos de este corte. Es difícil de explicar. Es una mezcla de concierto, teatro y un show de Las Vegas de los años 50. Narra una historia un poco vampírica y tiene un trasfondo muy oscuro de lo que cuenta. Resulta tan excepcional también por la gente que lo estamos haciendo dicho sea de paso, así que de verdad no se lo pueden perder.

Tu personaje de Saray en “Vis a Vis”, serie que os unió a ti y a Najwa, tiene una personalidad brutal y es de los más queridos. ¿Tú crees que el musical te va a servir para la gente pueda conocer otros registros tuyos y no te encasillen?

– No tengo miedo de eso. Saray es un personaje muy diferente. Si no es en este espectáculo, será en otra cosa que haga. Llevo toda mi vida, desde los 13 años que empecé a estudiar, interpretando un montón de papeles muy diferentes entre sí y tengo seguridad en mi trabajo. Es muy difícil que me encasillen.

¿Te has propuesto en un futuro adentrarte más en el mundo de la música?

– Me cuesta planteármelo, porque es una vida que tampoco a mi me interesa llevar. Esto de encerrarme en un estudio y grabar un disco no va conmigo. A mi me gusta contar historias y meterme en la piel de personajes diferentes. Que no quita que a lo mejor algún día sí que tenga el impulso y las ganas de hacer eso.

Te he visto de pequeñita con 8 años cantar blues. ¿Te viene de causa natural?

– Sí la verdad.

– Si yo te digo, “No sé porqué me sentí el hombre más feliz, ya estabas aquí”, ¿Puedes continuar?

– Puedo continuar yo y puede continuar casi España entera y parte del extranjero. Es una canción preciosa que me dedicó mi padre y que la verdad le dedican muchos padres a muchas hijas.

– Ahora vamos con unas preguntas un poco más personales. ¿Qué duele más, dejar estando enamorada o qué te dejen?

– Las dos cosas, la imposibilidad del amor, la continuidad… Los dos duelen.

¿Cuándo fue la última vez que lloraste?

– No lo sé. Yo creo que el otro día al despedirme de una amiga.

¿Qué es lo que más detestas en la gente?

– El borreguismo. No hacer crítica de como vivimos. Lo odio, es muy malo para ellos mismos.

¿Y lo que más valoras de una persona?

– El espíritu crítico y la capacidad de cambiar, aprender. De evolucionar.

Ya para despedirnos. ¿Como se despediría tu personaje de mi, de los que nos están leyendo y de nuestra web?

– Mi personaje diría algo así como: “Bye Bye Love, Bye Bye Happiness. Hello Loneliness, I Think I’m Gonna Die. Bye Bye My Love Goodbye”.

(Entrevista a Najwa Nimri):

– Najwa, danos argumentos de peso para la gente vaya a ver Drac Pack.

No es muy caro. Empieza en navidades. Somos cuatro chicas espectaculares. Cantamos, hacemos trucos de magia y reflexionamos sobre la vida. Y hay una luz increíble además.

– En el musical hay uno de los personajes que le dice a una joven cantante que para ser un mito tiene que elegir entre la luz de los focos, que es fría, o entre la cálida luz del sol. Si a ti como Najwa Nimri te pongo en esa encrucijada, ¿qué camino elegirías?

– Me quedaría con luz del sol. Aunque no me guste la luz del sol. Aunque la tuviera lejos y me quedara detrás. Porque lo que te da la luz de los focos es la sensación de estar permanentemente bien. Parece que una luz de un foco deja un cuadro perfecto, en cambio la luz del sol lo refleja todo.

– En uno de tus discos, “El Último Primate”, hay una canción que se llama “Cómo un animal”. Yo te veo mucho así, en el sentido bueno. Un animal que observa mucho, que acecha, que olfatea. ¿Podrías decirme qué olor percibes cuando te subes a las tablas de un escenario que está abarrotado como en el estreno de Drac Pack en Valencia?

– En este caso fue el olor del humo que ponen para que se vean las luces. Podría ser una metáfora, pero no. Por desgracia fue así. Tengo que tener un especial cuidado con los sonidos. He conseguido superar que me perturben los ruidos. De repente escucho amplificadas cosas en la cabeza. Es terrible. Los chinos dicen que cuando te perturban mucho los ruidos y la luz es que no descansas bien. A mi me perturba el sonido más que el olor. El olor no sé si me gusta. Creo que tiene que ver con una cosa muy sencilla: soy más de útero. Soy más de estar dentro. Me lo dijo hace poco un director con el que trabajé. Prefiero estar dentro en el estudio componiendo el disco y me gusta estar en el plató. Con un equipo reducido, llegando a los misterios de las cosas. Más que de las entrañas… en un espacio acogedor. Cuando se trata de llevarlo hacia fuera me cuesta en un principio, luego lo vivo y creo que para que avances en la creación necesitas enfrentarte a ello. Creo que es vital. La gran mayoría de los actores alucinan con la experiencia del directo.

– Tus susurros son conocidos como casi patrimonio de la humanidad. Has repetido muchas veces que es algo impostado, que es algo que lo pones aposta para tus personajes. Aún así, ¿cuantas personas te han pedido que le susurres al oído de esa forma?

– Mucha gente. Aunque también te puedo contar anécdotas de amigos íntimos, como por ejemplo con el que hago las fotografías y todos los trabajos visuales que se llama Virgili Juber. La última vez estábamos en Palma, íbamos una mañana localizando un escenario, en una playa. Llevábamos como tres días sin dirigirnos la palabra literalmente. Y ya le miro y lo digo haciendo burla: “¿Vas a estar mudo conduciendo así todo el rato?”. Y entonces agarra el volante y me contesta susurrando: “No sé, dime tú hacia donde vamos”. Empezamos a reinos, rompimos el silencio. Entonces yo pensaba, hasta los amigos más allegados me ponen el tonito de vez en cuando… Y es que cuando hasta José Mota te hace una imitación cambiando el tono de voz dices “ah! igual es que soy famosa”.

– Además es uno de tus sellos, la voz, el susurro.

– Bueno, a mucha gente le pone muy nerviosa. A la gente que le ponga nerviosa estoy dispuesta en Twitter (@najwa_nimri) para insultarles cara a cara.

– Siguiendo un poco con el humor, ¿Cuántas veces han pretendido cambiarte de acera o por lo menos dejarte en el medio?. 

– Todos los días. Es halagador despertar tensión sexual en alguien 20-25 años más joven que tú. Si hay algo que produzco que está muy vivo y recibo la misma metafísica, así lo vivo. Y la tensión sexual siempre agrada. Pero cuando tienes un hijo de 12 no miras si es chica o chico.

– ¿Qué tipo de música llevas ahora mismo en tu iPhone?

– Bruno Mars y Frank Cousin (hip-hop). En el caso de Bruno Mars analizo la producción. En el caso de Frank había una canción que me gustaba mucho de una película y acabé descargando el disco entero.

– Hablando de tu música, de los discos que has hecho con Carlos Jean y en solitario, ¿Hay alguno que sea tu niño mimado?

– No, yo creo que todo el trabajo se hace por algo. He dado bolos donde me he encontrado con gente que estaba escuchando lo que yo quería dar y he llegado a la síntesis de las letras que quería decir en castellano y he llegado a la síntesis que quería llegar con la electrónica. Y entonces aúno las dos cosas. Estoy haciendo cosas que me definen. A veces me pongo más naif. Encuentro criticas. Mejoraría cosas del álbum. Pero en verdad no me importa la cantidad de oyentes.

– De tus películas. ¿Hay algún personaje que te calara o alguno que te dejara impasible?.

– Sí, hay personajes que me han dejado totalmente impasible. Sobre todo uno, “Trastorno”, espero que no haya visto nadie esa película. Me pagaron bien pero de ahí no me ha quedado nada. Sólo aprendí como esquivar palazos que me daba en el rodaje Ingrid Rubio. Lo que más me ha calado es el papeleo que estamos haciendo ahora. Lo que más me apetece es que nos hagamos con nuestra propia central de ideas.

– Muchas gracias Naja por la entrevista. ¿Cómo se despediría tu personaje de Drac Pack?.

– Porque el show tiene que continuar.

Deja un comentario