Muere Enrique Lozano, miembro fundador de Los Íberos

0
252

lozano

Muere Enrique Lozano, miembro fundador de Los Íberos

El músico malagueño Enrique Lozano, fundador, compositor, guitarrista y cantante solista del grupo musical Los Íberos, ha fallecido este martes por la mañana a los 76 años tras una larga enfermedad. La banda, de la que también formaban parte Diego Casado (batería y voces), Cristo de Haro (bajista y voces) y Adolfo Rodríguez  (guitarra acompañamiento y cantante solista), está considerada como una de las mejores de la historia de la música rock de los años 60. Además, Lozano era reconocido por haber introducido la guitarra eléctrica en Málaga, concretamente una Gibson Melody Maker.

La calidad musical de Los Iberos condujo al grupo a la fama gracias al famoso programa de televisión de los domingos “Escala en Hi-fi”, en el que actuaron cada semana entre 1966 y 1967. En esos años llegaron a participar en la película “Topical Spanish“, con guión de Chummy Chúmez y en la famosa “1,2,3 al escondite inglés“, de Iván Zulueta. Sin embargo, en septiembre de ese mismo año sufrieron un grave accidente de circulación tras actuar en un festival segoviano en el que acompañaban a Massiel. En el choque murió el conductor y los demás integrantes sufrieron heridas de diversa gravedad, entre ellos Lozano quien sufrió secuelas que le acompañaron toda su vida.

Los Íberos publicaron un total de 9 sencillos. El único disco de larga duración que grabaron, con el nombre del grupo, realizado en unos estudios de Londres en 1968, está considerado por muchos expertos como el mejor álbum del pop-rock español de los 60. El LP tiene canciones como “Summertime girl“, “Las tres de la noche“, “Liar, liar”, “Te alcanzaré” o “Corto y ancho” que convirtieron a Los Iberos en uno de los grupos más populares de la época. La disolución del grupo llegaría en 1973 tras grabar su último single. Adolfo entró a formar parte del cuarteto Cánovas, Rodrigo, Adolfo y Guzmán. Cristóbal sustituyó a José Belmonte en Los Puntos y formaría parte de Frenos.

Enrique Lozano dejó escritas, gracias al espléndido trabajo de su mujer, Carmen Donate, fallecida hace algo más de un año, sus memorias en un libro autobiográfico llamado “A la búsqueda de una identidad“. En 2011 uno de sus grandes admiradores, el vocalista del grupo Danza Invisible, Javier Ojeda, le realizó un homenaje en el Teatro Cervantes de Málaga. Un tributo digno de un cantante de su calibre, en el que se hizo un repaso de sus canciones más conocidas.

Deja un comentario