“Today”, la sólida declaración de intenciones de Ana Vas

0
1024

ana-vas

“Today”, la sólida declaración de intenciones de Ana Vas

Ana Vas ofrece un rock depurado, con cierto soporte sólido, que no se apoya en sonidos fusionados. Su impetuosa carta de presentación, “Today“, derrocha fuerza, energía, talento y carácter tanto a nivel musical como interpretativo, pero también elegancia y clase, una combinación perfecta que fluye de forma natural con una facilidad tan arrebatadora como enigmática. El tema se presenta junto a un videoclip que provoca toda una montaña rusa de sentimientos, no sólo en el ritmo, sino también en la intensidad que está presente en todo momento. Y ello, acompañado de un lenguaje cuidado hasta el mínimo detalle, que se adapta a la perfección al envoltorio del mensaje, abarcando con más fuerza y sentido que nunca todos los extremos musicales.

Clasificar el estilo que domina a la sevillana no es fácil, con influencias provenientes de la electrónica más experimental, el R&B y el pop-rock tradicional, dando lugar a un sin fin de matices. Aunque si hay un rasgo que destaque a primera vista es su estética impecable, atrevida y sugerente, que aúna a la perfección perfectas melodías, hipnotismo a raudales y toneladas de poderosas guitarras que van desde lo enérgico a lo etéreo. Una mezcla explosiva que recoge los sonidos que marcan su manera de entender la música, pero con su seña de identidad expuesta en primer plano: líricas en inglés arropadas por un delicioso diálogo de arreglos musicales que se agigantan sobre las tablas.

Este primer single es una declaración de intenciones. Desde muy pequeña Ana mostró, no solo unas magníficas dotes para la música, sino también tener las cosas muy claras de lo que quería ser. A los 18 años se presentó al casting organizado por el programa de televisión “El Hormiguero” presentado por Pablo Motos, para formar parte de la girlband, que el DJ y productor Carlos Jean se había propuesto crear. Ana quedó finalista, no logrando ser una de las integrantes del grupo, algo que lejos de detenerla la impulsó a seguir adelante. Fue en ese momento cuando descubrió lo que sentía como su auténtica vocación: cantar.

Después de años de enriquecedora experiencia, tuvo que hacer una pequeña pausa, ya que le diagnosticaron nódulos en las cuerdas vocales. Fue una etapa dura que superó a base de sacrificio y ganas de volver a los escenarios. Algo que ha dejado plasmado en la letra de la canción, con estrofas basadas en el renacer y en la búsqueda de un futuro mejor. Ahora Ana vuelve con más fuerza que nunca, con un espíritu renovado y luchando por hacer realidad ese sueño que dejó a medias. Ganas y talento no le faltan. Veremos si el tiempo acaba dándole éxito que se merece.

Deja un comentario