“Can’t Let It Go”, así suena lo nuevo de Laura Low

0
561

“Can’t Let It Go”, así suena lo nuevo de Laura Low

Laura Low ha llegado al mundo de la música y lo ha hecho para quedarse. Nacida en Tenerife, muy pronto supo que la música formaría parte de su vida de una manera muy especial. El soul, R&B, el funk y la música negra fueron los ritmos con los que creció y con los que siempre se sintió identificada. Decidida a hacer de su sueño una realidad se muda a Madrid para trabajar en sus dotes artísticas. El EDM estaba en lo más alto de las listas y su primer single “In The Stars“, una canción dance, se convirtió en número 1 en varias emisoras nacionales. Tras ella llegó “Shake It Up“, con una onda más funk. Ambas canciones le dieron la oportunidad de actuar en grandes escenarios y crecer como artista. Muchas puertas se abrieron y había que decidir qué camino escoger.

Es entonces cuando decide bajarse de los escenarios por un tiempo y reencontrarse consigo misma. Así, tras una etapa de reflexión y composición que le ha servido para redescubrir quién es y qué quiere contar, Laura se reinventa como artista a través de sus nuevas canciones, las cuales formarán parte de su próximo álbum debut. Atrevida pero sensible, impulsiva pero sensata, pasional pero racional, su música es el reflejo de esa dualidad que la caracteriza, donde los sonidos soul y R&B son los protagonistas, pero dándoles un toque de frescura con algunas texturas electrónicas.

El primer single de esta nueva etapa es “Can’t Let It Go“. Bajo una lírica oscura que se dibuja, posiblemente, como una de sus canciones más personales hasta la fecha, Laura muestra un corte íntimo, sombrío y lleno de solemnidad por el que sobrevuela la pérdida de un amor querido. Un tema de esos que nacen del dolor, que atraviesa el pecho de parte a parte y ante el que resulta imposible mantenerse indiferente y sin embargo, al mismo tiempo, nos recuerda nuestra fuerza y ​​habilidad para superar cualquier adversidad. El single viene acompañado de un vídeo dirigido por Adasat Barroso, en el que se amplían las sensaciones que la tinerfeña ha querido transmitir en cada estrofa.

Laura se arroja a una suerte de exorcismo de la angustia, el desconsuelo y la pena llena de autenticidad. Un tema compuesto al frente del piano, en los que el minimalismo del ritmo y la melodía encuentra el colchón perfecto. “Can’t Let It Go” es un tratado sobre cómo enfrentarse a una ruptura, a la necesidad de superar los momentos difíciles, los cuales nos resulta imposible de explicar ni darle un sentido coherente. Los arreglos actúan como el broche ideal de una canción que funciona como salvavidas, en la que la voz parece sangrar con cada estrofa y en la que somos testigos de un auténtico cambio de piel.

Deja un comentario