Lya brilla con fuerza en la Sala Almonte de Madrid

0
1794

lya

Lya brilla con fuerza en la Sala Almonte de Madrid

Noche de Sábado en Madrid: la Gran Vía y sus atascos, masas de gente caminando a veces hacia ningún lado, luces y ruidos que en ocasiones molestan y en otras tienen su encanto.

Pero una de las cosas más bellas de nuestra Capital es que puedes trasladarte a alguna “guarida” donde encuentras lo que buscas, donde no pasa el tiempo o pasa muy deprisa.

La cantante Lya presentó su nuevo álbum titulado “Detalles que guardé” y hablando de detalles, no faltó ninguno en la Sala Almonte de Madrid, fue allí donde la cordobesa decidió dar el punto de partida a su nuevo trabajo donde por cada rincón de la sala Rociera existe una increíble representación de Andalucía: Los azulejos, la colorida y tradicional sillería, las macetas y sus flores, solo con ver la estampa hasta podía percibirse el olor a azahar por cada esquina.

Antes de que comenzase el esperado concierto y para amenizar la espera, el público disfrutó de algunas voces míticas de la Cultura Flamenca con una acústica inigualable donde no podía faltar la música de Camarón de la Isla, José Mercé, Marina Heredia versionando a “Parrita” entre muchos otros. Sin duda era el sitio adecuado para meterse en el vientre de Andalucía.

Y al fin apareció la protagonista de la noche entre el público y sus aplausos, un público fiel que sabía muy bien a quién tendrían en unos segundos en el escenario.

Lya comenzó con algunos temas de su nuevo trabajo que iba intercalando con los más queridos y emblemáticos de su trayectoria, puesto que pese a su juventud ya tiene cuatro álbumes en el mercado: “Un pellizco de tu voz“, “De colores“, “Así lo siento” y este último. Fueron muy destacables joyas de “Detalles que guardé” como la canción que lleva el mismo título, donde encontramos a una Lya en busca de sonidos nuevos con ligeros toques de Blues donde la corista Ana Fernández enriqueció la interpretación.

Amor de Rosa” fue una de las actuaciones que hizo sacudir a los presentes cantada a dueto junto a la invitada Naika Ponce. “Lo más importante de un artista es tener personalidad y ella la tiene dijo Lya muy acertada. En el nuevo álbum, el dueto de este capricho para los oídos está recogido junto a la gran María Toledo.

Una de las más bellas y emotivas sorpresas fue la entrega y el regalo que Lya ofreció al desaparecido y uno de los ejes centrales de la Cultura Flamenca, Manuel Molina. Composición y lírica desgarradora concebida por la propia Lya, Toto Puerma, y Andreas Luts titulada “El Poeta de la luz“:

(…) Cantaba a la vida y a las flores
Cantaba mariposas de colores
Y a lo bello de la vida
Cantaba Manuel Molina
Y se fue, como un ángel
Vestida de blanco su alma
Se fue…
El poeta de la luz
Que en mí siempre brillará
Porque allá donde estés tú
Tu voz me acompañará
(…)

No hay cántico que la cordobesa no emita desde lo más profundo del alma y aquí convirtió el dolor en Arte, transmitió sus más pulcros y sinceros sentimientos hasta acabar emocionada y dejar a todos con un nudo en la nada.

Un detalle significativo de este nuevo disco, es que “El poeta de la luz” está grabado con la propia Alba Molina, hija del Maestro que le aporta más sentido y palpitación a esta fastuosa creación.

El otro invitado de la noche fue Diego Guerrero, que haciendo honor a su apellido, más que un dueto, realizaron una “guerra” de voces con el tema “Ser Feliz” del anterior álbum de Lya llamado “Así lo siento“.

Y como no, llegaron los temas más conocidos y fetiches de Lya como “La casa de la luna” del álbum “De colores” o “Un laíto de tu cama” del disco “Un pellizco de tu voz”.

Hay artistas que decepcionan en los directos, a Lya le ocurre todo lo contrario, creemos que es de las escasas artistas que conocen muy poco qué es eso de desafinar. Ella brilla más sin mucho instrumento, se crece, lo vive y lo más importante, hace vivir lo que canta y cuenta a aquellos que tienen el placer de saborearla de cerca.

Continuó cantando a capella con un público que fue mucho más allá de lo respetuoso pidiendo silencio absoluto para dejarse seducir por la artista. Últimamente la palabra artista se dice con mucha facilidad pero quien se anime a asistir a un directo de Lya, la escribirá en mayúsculas.

Lya tiene ese poder de no incomodar a los más puristas del Flamenco con sus diferentes estilos, pero siempre se guarda un “As” en la manga para darles lo que quieren como lo hizo con “Vengo del moro” muy conocida en la jerga Flamenca por el artista “El Pele“.

Fue ahí cuando algunos/as no pudieron contenerse para salir a bailar con un manejo envidiable donde se creó una hermandad de razas, sin clichés ni etiquetas.

Lya hasta se atrevió con una versión que hizo suya, tan suya que parecía una canción totalmente distinta “Mi Marciana” de Alejandro Sanz, quién la apadrinó artísticamente allá por el año 2010.

Madrid impone” dijo Lya, pero a Madrid nunca le impone Lya. Nunca se sabe cómo va a comenzar cuando se sube al escenario ni tampoco cómo ni cuándo termina. La gente quería más y más y ella lleva consigo mucha artillería: Pop, dejes árabes, improvisaciones o melodías que pueden dar un giro a Rumbas, Fandangos o Bulerías.

Valientemente desempolvó y defendió esos “detalles guardados” y desde aquí le agradecemos no dejar huérfana a la Cultura siguiendo su lucha sin encerrar en un cajón tanto talento y trabajo.

Crónica realizada por Soco Cordente

Deja un comentario