Andy & Lucas, “Nos encantaría cantar en el Madison Square Garden”

0
678

andy-lucas

Andy & Lucas cumplen década y media en el panorama musical y aún hoy resuenan los estribillos de sus primeros éxitos como: “Son de amores”, “Tanto la quería” o “Mírame a la cara”. Los gaditanos celebran este 15 aniversario con la publicación de “Camino a un sueño“, su biografía oficial, que recopila los momentos más importantes de la vida de los artistas desde su infancia, su nacimiento musical en el instituto y cómo han sobrevivido al vértigo del éxito.

El libro, escrito por el periodista Ángel Acién, recoge numerosas fotografías y memorias personales de Andy & Lucas, construyendo una obra ágil, directa y con las imágenes como el mejor aliado de las palabras. Además, el dúo acaba de estrenar “Quiero La Playa“, una canción de amor compuesta enteramente por Lucas que mantiene todas las claves que han hecho del grupo un protagonista indiscutible del pop hecho en España en la última década. Con motivo del aniversario, nos reunimos con ellos en las oficinas de Sony Music para que nos cuenten que expectativas tienen ante el lanzamiento.

Estáis presentando vuestra biografía oficial, “Camino a un sueño”, escrita por Ángel Acien. ¿Qué anécdotas e historias vamos a poder encontrar en el libro?

– Lucas: Toda nuestra trayectoria, desde viajes, conciertos, anécdotas, tristezas, alegrías…todo lo que ha conllevado este tiempo de viajes, de carretera y de mundo que hemos conocido.

¿Os habéis confesado del todo en la biografía? ¿o hay algún secreto inconfesable que os hayáis guardado para vosotros?

– Andy: No, no, no puede ser, porque entonces más de uno iba a venir a buscarnos… Ya cuando vayamos para allá, a dormir para toda la vida, a lo mejor le dejamos algún recadito a alguno. Pero por lo pronto no, todo happy, happy. Alguna cosa hemos guardado para la segunda edición.

Cumplís ya quince años como pareja artística, ¿Cómo se consigue sobrevivir en el panorama musical durante tanto tiempo?

– Lucas: Me imagino que cuidando a tu público, haciendo la música que ellos te piden y a base de perseverancia y un ápice de suerte también.

¿Seguís componiendo con la misma ilusión que el primer día?

– Lucas: Va por días, según tenga uno la cabeza y los problemas. La verdad es que la composición requiere sentarte y si estás feliz se plasma en el papel. En cambio si estás con Montoro detrás pegándote fuerte… no tienes ganas de componer.

¿Cómo recordáis esos primeros conciertos?

– Lucas: De muchos nervios, de no tener tablas, de no saber manejarte bien en el escenario, de hacer una hora de monólogo en los conciertos. Porque al principio hablaba mucho… en el primer disco teníamos diez canciones nada más y había que hablar, había que contar algo, aunque fuera un accidente que habíamos visto en la carretera. Si hubiéramos hecho las diez canciones del tirón, tendríamos que haber repetido todas desde el principio.

Es imposible imaginarse a Andy sin Lucas y viceversa. ¿Alguno de los dos ha pensado alguna vez involucrarse en otros proyectos musicales paralelos?

– Andy: Sin pensar en Andy y Lucas no, siempre con Andy y Lucas presente. No es ahora mismo la opción, no lo contemplamos porque funcionamos bien juntos.

El primer single de vuestro nuevo trabajo lleva por título “Quiero la playa”, ¿es un deseo hecho a propósito ahora que llega el buen tiempo?, ¿de dónde viene el título?

– Lucas: Yo por mi parte no, tenemos una casa al lado de la playa y me recordaba estar con cierta persona y momentos que viví con ella en un verano que fue muy bonito, la verdad. Ahora es mi pareja. La canción me recordaba cosas como un atardecer o un anochecer en las calas de Roche juntos.

¿Qué expectativas tenéis de este nuevo proyecto?

–Lucas: Que se venda por lo que tú más quieras, porque lo hemos producido nosotros. Y que no aparezca Montoro que esto va a ser mano a mano, que nos deje tranquilos de una vez y mire para otro lado.

Habéis vendido más de dos millones de copias en todo el mundo con vuestros otros álbumes. ¿Llegar a estas cifras pone el listón más alto para tener que superarse en cada trabajo?

– Lucas: Ha cambiado la industria mucho desde que nosotros empezamos. Antes venía hablando con un compañero en el coche y diciendole ¿tú cuánto tiempo hace que no has comprado un disco?. Es verdad que el disco se tiene que sacar, realmente no sé por qué… porque la gente no lo compra. Yo ya no escucho un CD, en el coche tienes el lápiz de memoria o el bluetooth, lo pones y punto. En cambio me guío mucho por Youtube, por las reproducciones y las visitas. Si ahora mismo tienes 180.000, sabes que dentro de tres meses el vídeo tendrá dos millones y eso es bueno. La verdad que cuando sacamos discos ya ni me preocupan, como si vendo 200, es que no se venden discos.

¿En qué ha cambiado Andy y Lucas con el paso de los años?

– Andy: En que nos estamos haciendo un poquito más mayorcitos… ahora el gordito soy yo por ejemplo. Ha cambiado la historia, con los años se va madurando y uno va dándole la responsabilidad que corresponde a cada trabajo. Este libro prácticamente lo hemos producido nosotros, entonces nos afecta la venta o la no venta. Son responsabilidades y son pasos que se dan para seguir contando años y realmente eso es lo que intentamos, mantenernos. Es lo que te dicen al principio, subir puedes subir pero después bajas rápido y lo importante es mantenerse. Esa es nuestra meta, siempre uno tiene ambiciones pero lo principal es mantenerse. Vender ciertos libros, discos y dar conciertos.

Hace poco entrevistamos a Los Pecos y nos dijeron que eran el dúo español que más corazones habían roto entre las jovencitas. En ese sentido, ¿Andy y Lucas podrían ser Los Pecos del siglo XXI?

– Ponlo como tú quieras, pero sí hombre… hemos tenido éxito gracias a nuestra música. Cuando éramos más jovencitos había más legiones de fans y las fans han crecido con nosotros. Ha habido épocas de tener muchas y de querer acercarse mucho a nosotros.

¿Aún hoy se os acercan amores platónicos en los conciertos?

– Sí bueno, el listado que tenemos nosotros es grande. No nos podemos quejar.

¿Cuál es la mayor locura que ha hecho algún/a fan de Andy y Lucas?

– Tatuarse, la A&L o Andy y Lucas. Imagínate que mañana se rompe el grupo y te gusta Chayanne…

¿Y la mayor locura que ha hecho Andy o Lucas alguna vez?

– Lucas: Yo hago locuras a cada instante, decir mil tonterías.

Andy: Yo viajar sin descansar… termina un concierto y me vuelvo sin haber descansado. Porque uno tiene una vida en condiciones, una hija, una familia… Coger el coche es peligroso, pero si me entra sueño paro y duermo. Sé que es una locura, pero no lo puedo evitar. El año pasado fui a cantar a Murcia, al terminar me volví… son 4 horas y pico, casi cinco, me entró sueño, paré en un área de descanso una hora y ya me desperté de día.

Fuisteis nombrados embajadores de la Paz llegando a tocar en la sede la ONU en Nueva York. ¿En qué otro lugar del mundo os gustaría cantar?

– En el Madison Square Garden que teníamos enfrente del hotel. Eso sería guapo, curioso. En Las Ventas tampoco estaría mal.

Le regalasteis una camiseta del Cádiz a Michelle Obama. Si os invitarán otra vez ahora a entrar en la Casa Blanca, ¿qué le regalaríais a Donald Trump?

– El número de mi psicólogo, eso es un regalo que le hace falta de verdad.

Ahora que están tan de moda las imitaciones, si recibiérais una llamada para colaborar en Tu Cara Me Suena, a quién os gustaría imitar vosotros?

– Que se nos diera bien por nuestras voces… quizás a Los Pecos, con ellos ya tuvimos una colaboración.

Para terminar, nos gustaría saber cómo es un día normal vuestro más allá de la música, cuando no estáis rodeados de canciones.

– Lucas: como el de cualquier otra persona, si hay que ir al supermercado se va, a tirar la basura, a tender la ropa… Voy al gimnasio, y si hay fútbol quedo con los amigos para verlo. También ayudo un poco en casa, soy el tonto de turno al que le toca hacer la cama todos los días. La cama ya la hago de maravilla.

– Andy: mi mujer dice que no que no hago la cama, pero siempre me llama porque no la puede hacer sola. Cuando no estamos trabajando o no tengo cosas que hacer por la mañana, suelo levantarme a las dos de la tarde. Soy el prototipo gaditano mal hablado. Ahora en la casa donde vivo, sí que hago cosas que me gustan mucho, como la albañilería, la jardinería. Por ejemplo, si se ha caído la antena o se han partido las tejas, me subo yo a arreglarlo. Cuando me ven comprar los materiales se sorprenden, se ríen, aunque ya me conocen. Me gusta, y estuve seis meses en un curso antes de grabar el primer disco. Aunque no es lo mismo que levantarte todos los días a las seis de la mañana como muchos de mis amigos. Otra parte del día la paso jugando a la consola.

¿Algo que queráis añadir o decir a todos nuestros lectores?

– Que pueden comprar el libro aquí. En grandes librerías no se puede comprar porque no hemos llegado a un acuerdo.

Próximos eventos:

6 de mayo – Madrid – Teatro Goya

Deja un comentario