Conoce la historia que hay detrás de “La Chica de Ayer”

0
180

Conoce la historia que hay detrás de “La Chica de Ayer”

Hoy se cumplen 8 años de la muerte de Antonio Vega. El músico madrileño falleció a los 51 años de edad, víctima de un cáncer de pulmón diagnosticado apenas unos meses antes, dejando como legado toda una colección de canciones que construyeron buena parte de la historia del pop español. Aunque de todas ellas, hay una que destaca por encima de las demás y que ha sido calificada por muchos como el himno de la movida madrileña: “La chica de ayer“.

La canción no es solo la banda sonora de una generación, es el segundo mejor tema del pop- rock español según la revista “Rolling Stone” (la primera en la lista es “Mediterráneo”, de Joan Manuel Serrat). En sus primeros ensayos Nacha Pop tocaba la canción en formato de balada, con un ritmo mucho más lento hasta que entró en escena el productor de su primer disco, Teddy Bautista, quien tras escucharla decidió aumentarle la velocidad, tratando de asemejarla al tema “Do you Believe in Magic?“, del grupo de folk The Lovin’ Spoonful, a cuya grabación había asistido unos años antes.

Pero… ¿quién era realmente esa chica, musa de Antonio Vega y destinataria de la canción, que con el paso del tiempo se hizo tan famosa?. La muerte del cantante parecía haberse llevado el secreto a la tumba ya que en su entorno más cercano nadie se acordaba del nombre, solo recordaban que era una chica rubia. Tras decenas de dudas y teorías el misterio se despejó hace dos años, gracias al documental “Tu voz entre otras mil” dirigido por Paloma Concejero. En él, se hacia un repaso a la vida personal y profesional del músico especulando sobre la posible identidad de la chica.

La proyección del documental llevó a una prima de la aludida a reconocerla. Se trataba de la diseñadora Maite Echanojauregui, que conoció a Vega cuando ella tenía 17 años y él 20, pocos meses antes de que éste compusiera la canción paseando por la playa de la Malvarrosa, cuando estaba haciendo el servicio militar. Su identidad la señaló (más bien la insinuó) Jaime Conde, primer batería de Nacha Pop, a raíz de una foto en la que aparecía el artista con una chica rubia en el local de ensayo, a finales de los años 70. No obstante, Antonio Vega nunca le quiso decir que le había escrito una canción y aunque ella lo sospechaba, siempre se guardó el secreto.

A través de un amigo común, Paloma pudo contactar con Maite. Una vez ésta le confesó ser la protagonista de la historia la realizadora concertó una cita con ella, parecía el final de un viaje emocional que llevaba esperando muchos años y el desenlace de uno de los mayores misterios del pop español. Pero a veces la vida puede ser muy caprichosa. Y entre ellas dos, sólo hubo una conversación por teléfono. El motivo no fue otro que el trágico destino o la fatalidad, como lo queramos llamar, que hizo que Echanojauregui falleciera de un infarto a los 54 años, poco antes de encontrarse con Paloma.

De esta forma, los secretos de su romance seguirán para siempre siendo un misterio. Solo ellos sabrán lo que realmente pasó entre los dos. Mientras, nosotros seguiremos disfrutando año tras año, de la icónica canción que nos dejó su historia de amor.

Deja un comentario