Joan Rafart, alma de poesía y corazón de canción

0
368

joan-rafart

Joan Rafart, alma de poesía y corazón de canción

Joan Rafart es un cantautor de armonía viva, alma de poesía y corazón de canción. Su camaleónico estilo viaja desde el pop más comercial hasta el intimismo lírico. Ya desde temprana edad mostraba interés por el arte y la cultura, asistiendo a clases de dibujo artístico, aunque fue durante la época del Instituto dónde descubrió su pasión por la música y la interpretación, empezando a componer canciones con la intención de expresar todo lo que el periodo de la adolescencia conllevaba.

A los dieciocho años empezó sus estudios de arte dramático y teatro musical, estudios que consagró con una audición en el Teatre Poliorama dirigida por Pau Miró y Anna Valldeneu. En su faceta como actor, Joan ha participado en diversos proyectos, trabajando con grandes productoras audiovisuales como Televisió de Catalunya o el Canal 33. También ha colaborado como actor de reparto en el montaje “Edip 1,2,3,4”, una función dirigida por Josep Galindo y con dramaturgia de Pablo Ley.

Afincado en Barcelona desde los 18 años, su trayectoria musical se desarrolla gracias a una intensa actividad en las redes sociales y en plataformas de distribución digital, donde poco a poco ha ido haciéndose visible con sus proyectos. El último lleva por título “Decídete, sí“, un nuevo single publicado hace unas semanas con el que se confirma como un intérprete versátil, pero sobre todo como un autor sincero e inteligente que escribe canciones que están más allá de él mismo, auto-definidas como #purepop.

Siempre experimentado y reinventándose, Joan Rafart mantiene en sus composiciones un tono y un aire de familia que dejan en el oyente una sensación de sosiego y apacibilidad, de estar sumido en un estanque de armonía. Aunque su mejor baza son las letras. Historias capaces de estremecer por el sentido con el que traza las palabras y en las cuales despliega un universo poético y sentimental de gran calidad, excelencia y de hondo calado. Logrando desde el minuto uno el intimismo buscado.

Deja un comentario