Rozalén, “Cuando el río suena… es un viaje a lo más íntimo mío”

0
507

“Es lo más íntimo de mi piel y los secretos de mis raíces. Mi historia y la historia de mi familia”. Así describe Rozalén “Cuando el río suena… su esperado tercer álbum de estudio. Un disco atrevido, en el que lo mismo se empapa del folclore de Violeta Parra que se contagia del ritmo del drum and bass. Pero sobre todo es un álbum personal, en el que se sumerge en sí misma y en los suyos para redondear el más heterogéneo de sus trabajos, fruto del viaje interior realizado en los dos años transcurridos desde la publicación de su anterior disco “Quién me ha visto…“.

Dos años de aprendizaje personal que Rozalén ha dedicado a conocerse a sí misma, a entrevistarse con sus padres y su abuela, a conocer las historias que le rondaban sin acabar de concretarse, tabús que ahora se despejan, habladurías de las que sentirse honrada. “Es energía, rabia, orgullo, dolor. Son ganas de contarle al mundo de dónde vengo y qué me enseñan los días”, explica la propia artista, quien nos confiesa alguno de los secretos de este trabajo en esta pequeña entrevista:

– “Cuando el río suena…” por fin ha llegado. ¿Viendo la historia que hay detrás de las canciones, es un disco o más bien un retrato de familia?

 Es un retrato de familia total, es un viaje a lo más íntimo mío, a la raíz más profunda que es la de mis padres y la de mi abuela.

– ¿Te imaginabas algún día llegar a sacar tres discos a la venta?

 Para nada, no me imaginaba ni uno. Imagínate, no, no, estoy flipando.

 Dicen que el tercer trabajo de un artista es siempre el más maduro y el de su confirmación. En este sentido, ¿Rozalén ha alcanzado ya su madurez compositiva?

 No quiero pensar eso, porque a mí me encantaría seguir madurando y evolucionando. No hay duda de que este disco es mucho más maduro que los otros dos, pero ojalá mi décimo o todos los discos que vengan, cada vez sean pasitos hacia delante.

 ¿En qué ha cambiado Rozalén con el paso del tiempo?

 Hay cosas que se mantienen igual o yo quiero pensar que se mantienen así. Y en otras, evidentemente creo que he madurado un montón. No dejo de aprender cosas porque llevo años muy intensos y cada vez tengo menos prejuicios. Creo que hay que hablar de las cosas con mucho amor y mucho respeto para que te escuchen. Todo eso es lo que estoy aprendiendo y todo lo que me queda por aprender.

 De las 11 canciones que componen este nuevo disco, ¿cuál es la que mejor lo define?

Todas son muy diferentes pero quizá “Girasoles”, que fue la primera que salió, es la canción más positiva, el canto a la gente buena. A lo mejor puede ser el resumen de todo lo que venía. Sí, me quedo con “Girasoles”.

 En este disco hay trocitos de La Habana, Buenos Aires, Chile, México, Letur… ¿Lo podríamos catalogar como multicultural?

 Totalmente. Multicultural, sin prejuicios, sin etiquetas. Va desde el bolero hasta el drum and bass, por todo pasa.

 Este año has estado en China, ¿para cuándo entonces un guiño al país asiático?

 Pues mira en “Girasoles” lo que toco con la bandurria todo el mundo dice que tiene un toquecín asiático. Pero no lo sé, a lo mejor dentro de unos años.

 ¿Cómo es trabajar con Kevin Johansen, un artista poco conocido aquí en España?

 Es poco conocido aquí en España pero muy conocido en Latinoamérica. Yo lo escucho desde hace muchísimos años. Estaba que me moría de los nervios, lo miraba de reojo y no me podía creer que estuviera grabando con él porque le he dedicado muchas horas a su obra, pero muchísimas.

 Siempre que algún artista lanza un disco lo define como el más personal, probablemente porque es lo que siente en ese momento. ¿Podemos definir el tuyo así también?

Creo que el mío de verdad lo es. Quien lo escuche va a decir: “mira sí, sí”. No puedo contar más intimidades, más secretos, más tabúes. Ya no es solo mío, es que he revolucionado a la familia.

 Cambian las canciones pero hay cosas que siempre estarán en los discos y en la esencia de Rozalén, como Bea y la flor en el pelo. ¿Qué sería de Rozalén sin ellas?

– Sería algo mucho más pobre. La lengua de signos en nuestro espectáculo es algo que va unido, hace accesibles los conciertos y tenerla al lado es algo que aporta al espectáculo. Me encanta que compartamos protagonismo, cantamos a varias voces, con la voz y con las manos. Y la flor fue una chorradita que empecé a hacer cuando comencé a cantar y que la siga llevando significa que todo sigue igual. Las flores nos embellecen a todos cuando nos las ponemos y te relaciona con lo natural y todo bien colorido en el pelo.

 ¿No has pensado en cambiar la flor por un girasol para esta gira?

– Me lo han preguntado ya varias veces. A lo mejor en algún momento sí deberíamos ponernos algún girasol.

 El documental de las conversaciones con tu abuela ha sido una de las novedades respecto a anteriores discos. Tu abuela ha sido todo un descubrimiento. ¿Qué piensa ella del nuevo disco? ¿Es consciente de que sus vídeos superan las 120.000 reproducciones y que se está haciendo famosa?

 Esta mañana he llegado a casa, la he visto, que hacía tiempo que no la veía, y me ha dicho: “la que me has montado! Ayer salí a la feria de Albacete y hasta la farmacéutica me dijo que qué maravilla, que cómo hablaba”. Yo también he flipado de la acogida que ha tenido, sabía que mi abuela era especial y me ha encantado compartirlo con el mundo. A veces tenemos a nuestros abuelos o padres y no les damos la importancia que tienen. El hecho de haberla sacado en el documental y ver cómo la gente no para de decirme: “por favor, que me adopte tu abuela”, claro, es que mi abuela es la caña, es una gran sabia, así que por ahí hay que seguir.

Yo creo que mi abuela está en esa edad, de ochenta y pico, que le da igual un poco todo. Sabe que la están parando mucho, que le dicen cosas pero en Letur, en su casa, ya ves tú el tostón que le van a dar. Está muy contenta porque sabe que yo he hecho algo valiente pero que ha sido con el consentimiento de ella y de mis padres. Así que estamos todos de lanzamiento, no solo yo sino ellos también.

 Además de tu abuela en el disco hablas de tu tío abuelo, tus padres, el hijo de tu abuela… Historias y vivencias muy personales. Si tú fueras la protagonista ¿Qué artista te gustaría que cantara la historia de tu vida?

 Tendría que ser muy bonito que la cantara un hijo mío, claro, como ha pasado ahora. ¿Quién mejor para cantarlo que yo? Son los que han hecho posible que yo esté aquí, y que haya podido entender un poco de su sufrimiento para contar las cosas.

 En este álbum, Rozalén llega más atrevida y provocadora que nunca, tocando temas como la memoria histórica. ¿No te da miedo que te puedan llover críticas por sacar un tema tan delicado a nivel político?

 No porque en la canción no hay nada político. Sé que toco varios temas que son de disputa pero está todo contado desde la historia personal, desde las fases del duelo del desaparecido. Lo he hecho pensando más en quien no opina como yo que al contrario, cuando se lo he cantado a amigos míos que son contrarios a lo que yo pienso, se han emocionado y me han dicho: “María por ahí sí”.

Porque si hablas de política de una manera más violenta creo que se consigue mucho menos. Voy con la caricia diciendo mirad lo que ha pasado, además con la alegría de decir hemos encontrado a un desaparecido en mi casa. Fíjate lo que hemos sentido, lo que vivieron y, adéntrate también en lo que supone para nosotros, solo así creo que se puede dialogar, si no es complicado.

 “La Puerta Violeta” habla de la liberación después de la represión, de la igualdad y de feminismo. ¿En el mundo artístico y de la música también hay mucha diferencia de trato entre hombres y mujeres?

 A mí siempre me han tratado muy bien por ser mujer pero sí es verdad que siempre hay alguna connotación relacionada con el físico, con el componente sexual que está ahí. A nosotras nos exigen mucho más que al hombre, mucho más. Hay mucho por hacer, siguen asesinando a las mujeres en sus casas, sigue habiendo mucha diferencia en los trabajos. Aunque ya hemos avanzado bastante, porque si no yo no podría hacer lo que estoy haciendo, pero a mí me asusta por ejemplo algunas adolescentes volviendo al amor romántico, que le dicen a sus amigas que le quiere porque tiene celos. No, no, quien bien te quiere, no te va a hacer sufrir.

 También hay letras e historias de despecho. ¿Qué le ha pasado a Rozalén entre disco y disco para que haya tanta necesidad de desahogarse?

 Me he separado dolorosamente, he tenido varios amantes, me he vuelto a enamorar. En dos años me ha pasado de todo, he pasado por todas las fases del amor y se me ha juntado todo, las historias familiares y todo lo personal. Así que me ha salido una bomba de disco.

 Hasta te atreves a cantar en inglés…

– Bueno sí, una frasecita ahí. Es un juego y además con el drum and bass, que va a tener su función en el directo. Me divierte muchísimo sorprender de esa manera, los que lo han escuchado me han dicho: “tía se te ha ido la cabeza” o “cómo mola”. Si vamos sin etiquetas, vamos sin etiquetas y vamos a hacer lo que nos dé la gana. Vamos a cantar diferentes estilos y en diferentes idiomas o lo que sea porque la música tiene que ser así.

 El estribillo de la canción salió después de una copita de vino. Después de una boda o fiesta podría salirte un nuevo disco.

 Bueno no lo sé, lo de Kevin fue que me puse muy nerviosa. Le admiraba tanto, que me tomé una copa de más antes de verlo y por eso el estribillo empieza así (“Siempre me emborracho antes de verte…“).

 Dicen que soñar es gratis… Así que soñemos… ¿A dónde te gustaría llegar con este nuevo álbum?

 No puedo pedirle más a la vida. Como son historias tan potentes a mí me encantaría que no hubiera nadie que no la escuchara, gente que no piensa como yo, gente que esté lejos, lo que sea pero habiéndome dejado el alma me encantaría poder llegar a cualquier rincón del planeta.

 ¿Algo que quieras añadir o decir a nuestros lectores?

 A partir de noviembre empezamos la gira y que pueden ver todas las novedades en www.rozalen.org.

Firmas de discos:

17 de septiembre – Madrid – FNAC Callao (19h)
18 de septiembre – Alicante – Media Markt (19h)
19 de septiembre – Valencia – FNAC (19h)
20 de septiembre – Barcelona – FNAC Triangle (19h)
21 de septiembre – Bilbao – Media Markt (18h)
22 de septiembre – Albacete – El Corte Inglés (18h)
25 de septiembre – Valladolid – Media Markt (18h)
26 de septiembre – Alcalá de Guadaira (Sevilla) – Media Markt (18h)
27 de septiembre – Jerez Sur – Carrefour (18h)
28 de septiembre – Málaga – FNAC Museo Ruso (19h)
4 de octubre – Santiago de Compostela – El Corte Inglés (18h)

Fechas de conciertos:
2 de noviembre – Murcia – Auditorio Víctor Villegas
8 de noviembre – Madrid – Teatro Circo Price
9 de noviembre – Madrid – Teatro Circo Price
24 de noviembre – Cádiz – Momart Theatre
2 de diciembre – Valladolid – Teatro Carrión
16 de diciembre – La Línea de la Concepción – Palacio de Congresos
22 de diciembre – Albacete – Palacio de Congresos
26 de enero – Alicante – Teatro Principal
17 de febrero – Valencia – Palau de les Arts Reina Sofía
22 de febrero – Barcelona – Palau de la Música Catalana

Deja un comentario