Goran Bregović presenta su álbum “Tres cartas de Sarajevo”

0
139

Goran Bregović presenta su álbum “Tres cartas de Sarajevo”

Reconocido internacionalmente por ser el autor de las bandas sonoras de varias películas de fama mundial (sobre todo las dirigidas por Emir Kusturica), Goran Bregović es uno de los más importantes compositores de la región balcánica. Sin importar cualquier indicación geográfica delimitada, las artes sonoras, para el compositor bosnio, son un lenguaje y una oportunidad para mantener viva la creatividad y las tradiciones en un mismo plano. Desde el mariachi mexicano, el tango, la música gitana o el punk, su obra sigue siendo fiel expresión del lado más humano del contacto intercultural. Y eso, es precisamente lo que le convierte en un músico tan diferente y especial.

Bregović nos muestra mediante sus palabras que la música y el arte no responden a exclusividades. Sus dos últimos discos, “Alkohol” y “Champagne For Gypsies“, hacían especial hincapié en su carácter festivo, intrínsecamente unido a la celebración. Y aunque los títulos mencionen la bebida como algo indisoluble a la fiesta, es el propio autor quien especifica que su música es igualmente apta para los abstemios. Es algo que debe de tener muy claro quien haya podido asistir a alguno de sus conciertos. Y es que, parafraseando el título de uno de sus temas más trepidantes, “Gas, gas“, el motor de su máquina de ritmo funciona siempre con el acelerador a fondo.

En esta ocasión, el compositor presenta su nuevo disco “Tres cartas de Sarajevo“, donde une la música de violín de distintos artistas cristianos, judíos y seguidores del Islam, y reúne varias voces de diferentes países, como por ejemplo la de la cantante extremeña Bebe, la cantante y actriz israelí Riff Cohen, el cantante argelino de origen bereber Rachid Taha o el cantautor israelí Asaf Avidan, entre muchos otros. Bregović ha explicado que no trata de lanzar al mercado ninguna obra con carácter político sino que únicamente trata de “juntar artistas” y “transmitir” su interés por la “utopía”.

Desde que debutó por todo lo alto con la banda sonora de la película “El tiempo de los gitanos”, el serbio se ha convertido en todo un icono. Los mejores auditorios del mundo han sido testigos de sus explosivas actuaciones. Recintos en los que sintetiza y amalgama las diferentes formas folclóricas del este de Europa. No obstante, Goran cuenta con un sentido cosmopolita e incluyente, el cual le permite apreciar manifestaciones sonoras de otras latitudes. Así, en su orquesta hay voces búlgaras, fanfarria de metales y el indispensable bombo, todos unidos para reflejar lo mejor de los sonidos tradicionales bajo el electrizante prisma que impone el director con su guitarra y sus arreglos…

Deja un comentario