Las discográficas no podrán tener representación en la SGAE

0
154

Las discográficas no podrán tener representación en la SGAE

El Juzgado de Primera Instancia de Madrid ha dictado una sentencia que impide a las discográficas tener representación en la junta directiva de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE). El juez entiende que las grandes editoriales, en este caso los principales sellos discográficos como Warner Music, Sony Music y Universal, no pueden ser clientes y negocio al mismo tiempo, y que esta situación ilegal perjudica a los autores.

Este paso pone de manifiesto la lucha de intereses entre las multinacionales y los autores, en una entidad de derechos sumida en crisis permanente. “Es ilegal que los usuarios del repertorio estén representados en la junta directiva de la SGAE, donde el Consejo de Dirección dicta las normas de reparto“, explica la abogada Mónica Sevil, que está detrás de la denuncia impuesta por tres editores independientes: Ediciones Musicales Clipper’s, Busindre Producciones y Producciones Audiovisuales Rumor.

La demanda se produjo a partir de las elecciones de 2015 en la SGAE, cuando dichos editores impugnaron las candidaturas vinculadas a estas multinacionales porque llevaban más de 20 años en el cargo. “Hicimos un escrito a la junta electoral para que no admitiera las candidaturas. Lo que hacían era presentarse con dos legislaturas. Como tienen muchas sociedades, tienen la posibilidad de cambiarla aunque pertenecen al mismo grupo editorial y defienden los mismos intereses”, explica la abogada.

La sentencia, que puede acabar con los intereses y los beneficios de las grandes editoriales en la SGAE, afecta también al sistema de muestreo, “declarando la obligación de establecer el reparto conforme a criterios proporcionales de uso, de acuerdo con la información proporcionada por los usuarios, tal y como establece la Ley de Propiedad Intelectual“, y siempre bajo la supervisión de la asamblea general de la entidad. De esta forma la SGAE estaría obligada a cambiar su modo de reparto. Un punto de vital importancia para la transparencia de las cuentas de una de las entidades culturales más opacas.

El fallo judicial anula varios artículos de los estatutos de la entidad referentes a esta cuestión y ordena que se inicie un proceso para la modificación del reglamento. “La recaudación nunca podría hacerse por muestreos o estadísticas, sino que debería atenerse a la información proporcionada por ejemplo por las radios. Hasta ahora no se hacía así”, señala Sevil. Con esta sentencia también queda en entredicho el cumplimiento de la LPI por parte de la SGAE y se manifiesta la dejación de funciones del Ministerio de Cultura en cuanto a la vigilancia en el cumplimiento de la ley por parte de la entidad.

Deja un comentario