Raul Beckett, el artista zen que menosprecia la perfección

0
99

Raul Beckett, el artista zen que menosprecia la perfección

Como el artista zen que menosprecia la perfección de las formas y halla en la imperfección una forma de perfección, Raul Beckett encuentra y expresa la belleza de las cosas aparentemente feas e imperfectas. Es por ello que, al escuchar sus canciones, encontramos la insistente lucha entre noche y luminosidad. Allí, su voz se desliza por las melodías de forma tranquila, pacífica y dulce. Una suavidad que nos envuelve en arreglos sutiles, que acentúan el ambiente personal que pretende transmitir.

Satoyama y la Ciudad Jardín” es el título que da nombre a su nuevo trabajo, fruto de un año en constante movimiento entre las ciudades de Madrid y Barcelona, y finalmente publicado en Francia, nuevo lugar de residencia del músico barcelonés. La simplicidad, la sutileza e incluso una cierta pobreza caracterizan los temas que conforman un EP en el que desarrollos instrumentales como los de Vancouver-Calgary esconden una rebosante emotividad que se sintetizan en canciones pop con aires de americanasonidos orgánicos y guitarras acústicas que te abrazan.

El álbum consta de cuatro canciones co-producidas junto a Briant Hunt. En los temas hay todos los ingredientes para lograr una identidad propia, sumergiéndose en la idea de paisajes musicales con imágenes de la naturaleza y sirviendo de base a un concepto musical ejecutado con cercanía y elegancia. Y esa luminosidad engancha desde la primera nota. Las cuatro composiciones evocan sueños incumplidos, que profundizan en relaciones sentimentales, que se sugieren pero huyen de la vulgaridad y que se pierden en episodios proclives al transcendentalismo formando parte del universo propio del autor.

“Satoyama”, el primer single, es la búsqueda de “lo natural” en el interior del hombre como especie. Una defensa de la armonía entre sociedad y naturaleza, y una llamada también a la consciencia ecologista. Por esta razón, es intención del videoclip representar esta fusión entre hombre y mundo salvaje, mezclando imágenes tomadas de la serie documental The Living Planet: A Portrait of the Earth (BBC, 1984) y del autor de la canción original en diferentes localizaciones del Jura, Francia. La dirección y la edición corren a cargo del propio Raul Beckett junto a Kels Sánchez.

Deja un comentario