Ombra, rock alternativo con sensibilidad indie

0
516

Ombra, rock alternativo con sensibilidad indie

Ombra nace de la unión entre cuatro componentes de diferentes bandas ya disueltas en Mallorca. Su concepción sonora es una síntesis de varias cosas: melodías especialmente pegadizas, música a veces desgarradora y riffs que provocan estados de exaltación y perdición. La idea principal es huir de la oscuridad, dando paso a un rock alternativo con arreglos orquestales y electrónicos, todo ello decorado con pinceladas pop. Una bocanada de aire fresco que es vital para tener claro hacia dónde quieren ir, que, musicalmente hablando, lleva a la luz y el color como hilo conductor.

La banda se encuentra presentando su segundo álbum, “Walk up the walls“, grabado en los estudios Diorama Sound bajo la supervisión y producción de Toni Salvà. Con un ritmo acelerado de batería, que prácticamente guía todo el trabajo, los mallorquines ofrecen nueve temas en inglés, uno en español y un interludio. El resultado es un disco serio, compacto, que maneja perfectamente los tiempos y que te atrapa a través de ritmos hipnóticos de guitarra, en un sólido esfuerzo bien producido y ejecutado de balancear temas explosivos y chispeantes con otros plenamente íntimos.

En cuanto al estilo, Ombra se sirve de sus robustas influencias para forjar un repertorio con un desarrollo que busca emocionar. Hablamos de un rock alternativo con sensibilidad indie, con mimbres suficientes para llegar a los grandes recintos manteniendo su pureza. Buena parte de culpa reside en su fuerza lírica. Y es entonces cuando te das cuenta del secreto. Ese secreto del que fueron maestros anteriormente bandas como Biffy Clyro, Nothing But Thieves, Mumford and Sons o Foals. Una característica que se repite en las mejores canciones del género: Los cambios de ritmo.

Y es que, “Walk up the walls” es un álbum con aroma de nueva ola. Lleno de vigor, actitud y libertad creativa, que seduce por su sonido ágil, fresco y por sus imaginativas letras. El cuarteto liderado por la vocalista Mireia Flores nos va llevando poco a poco al clímax musical. Tienen la descarga virulenta, tienen la inmediatez pop. Un maridaje que convive sin romperse ni rajarse en once composiciones fabricadas con diferentes capas de sonido, que permiten el descubrimiento de elementos nuevos en cada escucha, lo que hace que el viaje musical sea sumamente placentero.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.