Marilia completa su homenaje a Violeta Parra

0
220

Marilia completa su homenaje a Violeta Parra

Hace poco más de un año, Marilia estrenaba una versión acústica de “Volver a los Diecisiete” interpretada a dúo con Nacho Vegas. Era un pequeño homenaje a la cantautora chilena Violeta Parra, folclorista, impulsora de la nueva canción de autor, pero también artista plástica, creadora de arpilleras y óleos. Con su búsqueda y su personal forma de transmitir, la madrileña expresaba que le impactó y que canta desde niña, que ha sido y es inspiración, con un mensaje de amor universal que se mantiene intacto en el tiempo, llegando al corazón de todas las generaciones. 

Ahora, Marilia estrena una nueva versión de este clásico del folclore chileno. Una cara B, cantada en solitario, con la que cierra su pequeño y sentido tributo al enorme trabajo artesanal, colorista y naturista de Violeta Parra. Un homenaje a la cantautora pero también a la música folk de autor que abrió caminos y lo sigue haciendo en la música y en la vida de tanta gente. Como guiño a las variadas formas de expresión de Violeta Parra, la cantautora madrileña ha contado para la portada del nuevo single con el personal arte e interpretación de la ilustradora Sara Morante, quien es además responsable del cartel de la Feria del Libro de Madrid 2019. 

Proscrita dentro de los repertorios musicales durante la dictadura de Augusto Pinochet, “Volver a los diecisiete” reivindica el valor del sentimiento por encima de la razón, con una retórica que pretende describir los efectos depuradores, ardientes, del amor logrado, en una época en la que las discrepancias se expresaban en voz baja y el poder se vestía de uniforme militar. Es también un canto al dolor, que esconde el calvario de anhelar amores adolescentes. En él, Violeta Parra plasmó su propia utopía amorosa acerca de la vida humana, logrando interpretar las emociones, sueños e ideas que la ayudaron a mantenerse en la lucha diaria de la existencia en medio de un mundo hostil.

Marilia se encuentra ahora maquetando canciones para el que será su tercer disco. La cantautora probó las mieles del éxito como la mitad de uno de los dúos femeninos más famosos del pop español: Ella Baila Sola. Junto a Marta Botía lograron vender cinco millones de discos, poniendo voz a la banda sonora de toda una generación con canciones como “Amores de Barra“, “Lo echamos a suertes“, “Cuando los sapos bailen flamenco” o “Cómo repartimos los amigos“, con las que llegaron al número 1 en todas las listas. En 2001 el dúo anunció su separación, poniendo fin a una relación musical de 5 años, emprendiendo ambas artistas caminos por separado.

Tras un primer álbum en solitario publicado en 2013, lanzó tres años después y a través de su propio sello, un disco “sin aditivos” que recorría 20 años de temas y de conquista de una voz propia. “Infinito” surgió de una gira acústica en la que el público hacía peticiones. El deseo de ilustrar lo que habían sido estos conciertos llevó a la madrileña de manera casi visceral al estudio de grabación. Con esos sencillos mimbres y una instrumentación mínima, que solo reúne su voz y su guitarra, se tomó “el lujo” de un día y medio, en vez de las dos horas de un concierto, para la grabación final.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.