Miriam Rodríguez marca sus «líneas rojas» con un disco redondo

0
81

Miriam Rodríguez marca sus «líneas rojas» con un disco redondo

2023 ha sido un punto de inflexión en la vida de Miriam Rodríguez. Algo hizo clic en su cabeza para llegar a replantearse todo. Su paso por «Tu Cara Me Suena», más allá de haber sido la ganadora, le cambió mucho la perspectiva, las barreras y muchos de los prejuicios que tenía sobre sí misma o incluso la gente de ella. Eso la ha llevado a dar lo mejor de sí misma en este tercer disco, “Líneas Rojas” que es toda una declaración de intenciones y de sinceridad ya desde el propio título.

“Líneas Rojas” es un disco conceptual y en varias ocasiones Miriam hace hincapié en palabras recurrentes como la huida, las piedras, las jugadas, el reflejo, el estado de ánimo o la debilidad. “El miedo a fallar” es la canción que abre el álbum. En ella muestra esa presión que de algún modo le impedía ser ella misma, al ser aconsejada por gente que esperaba que fuera por otros caminos. Ese viaje en el que te acabas perdiendo y no estando bien contigo mismo porque ni te gusta ni te hace feliz.

Muy aclamado por sus seguidores era que Miriam cantara en gallego en alguno de sus discos. En este, además de hacerlo en «tes que ser de aquí (meigas)» hace un homenaje doble, a su tierra y a Rosalía de Castro, de la que canta un trocito de su poema “Negra sombra”. El disco continúa con “qué bien se está”, que muestra una Miriam feliz de lo que está viviendo. Esa transición positiva que le ha causado ser libre y dejar atrás todas esas barreras que le impedían mostrarse tal cual es. 

Tras la alegría inicial llega “el primero de todos”, con la melancolía y añoranza de ese primer amor que deja huella. Un sentimiento que es difícil de olvidar y deja una herida difícil de cicatrizar. A esta además le acompañan “dar x ti la cara” y “echar de menos (duele)” que hablan sobre un amor que no merece la pena. Esa relación tóxica que al jugar con tus sentimientos deja mucho dolor, y donde toca aprender de la experiencia para no tropezar dos veces con la misma piedra.

La última mitad del disco son todo dardos directos al corazón. Partiendo de «debilidad«, un tema que habla de esa persona que siempre te hace sentir algo. O la homónima «línea roja«, quizás la canción más cañera del disco. Su letra se puede llevar al terreno personal o incluso al musical. En ella, la gallega celebra la vida y poder ser ella misma. Y otro de los sencillos que ya nos había enamorado es «déjame cuidarte«, con esa Miriam de voz desgarrada que transmite cada nota de la canción.

El disco lo cierra «romper el champán«. Es el fin de fiesta perfecto y el reclamo también de su gente. La artista gallega estaba en un lugar que no le hacía feliz y ahora decide todo junto a su equipo. Es una declaración de intenciones del nuevo rumbo profesional que ha tomado como artista independiente. Un camino en el que va a luchar por seguir creciendo paso a paso y disfrutando del proceso. Y lo más importante, dejando claro que la leona ha vuelto para rugir con más fuerza que nunca.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.