Suiza se dispara en las apuestas para ganar Eurovisión

0
54

Suiza se dispara en las apuestas para ganar Eurovisión

Eurovisión es el festival por excelencia de la diversidad. Su altavoz es incuestionable. Sin ir más lejos, el año pasado más de 150 millones de espectadores se congregaron delante del televisor en toda Europa. No es de extrañar que muchos artistas utilicen el mensaje de sus canciones a modo reivindicativo. Las reglas prohíben que las letras tengan carácter político, pero no dicen nada de otros problemas sociales, como la tolerancia, la libertad, la igualdad de género o el acoso escolar.

De todos esos alegatos uno de los más repetidos es el que tiene como foco la inclusión y la comunidad LGTBI. Lo vimos en 1998, con la victoria de Dana Internacional, una cantante transexual. Y trece años más tarde con Conchita Wurst dando visibilidad a todas las drag queen con su personaje de «mujer barbuda». Este año la historia puede repetirse, ya que Suiza se ha colocado destacada en las apuestas gracias a Nemo, un artista que se ha declarado abiertamente como no binario.

De cumplirse los pronósticos el representante suizo sería el primer vencedor del certamen que no se identifica con ningún género. La canción que interpretará sigue la misma línea reivindicativa, «The Code», una letra que reflexiona sobre la búsqueda de la identidad y la aceptación. En palabras del propio Nemo, trata del viaje que inició al darse cuenta de que no es ni hombre ni mujer. Un proceso largo y complicado que no deja de ser una narrativa universal de superación y de amor propio.

Hay que recordar que no siempre este tipo de mensajes han triunfado en Europa. Países como Turquía o Hungría se han enfrentado a la organización por dar altavoz a este tipo de colectivos. El público tampoco es siempre igual de receptivo. Ni Bilal Hassani, un icono queer que representó a Francia en 2019, ni Verka Serduchka (la drag más famosa de Ucrania) consiguieron la victoria. Tampoco lo hizo Paul Oscar, el primer artista gay del concurso, que representó a Islandia en 1997.

Malos pronósticos para España

Los principales rivales de Suiza son a priori Italia, Ucrania, Croacia y Países Bajos. Este año las casas de apuestas no auguran un buen resultado para España. Pese a haber remontado posiciones en la última semana Nebulossa se encuentra en la segunda mitad de la tabla, en un discreto vigesimosegundo puesto. Algo peor pinta la cosa para Megara. La banda de rock española que representará a San Marino en Eurovisión se ha mantenido siempre en la última posición de los pronósticos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.