“Un camino para volver”, el homenaje póstumo de Conchita a Lewin

0
272

“Un camino para volver”, el homenaje póstumo de Conchita a Lewin

Andrés Lewin estaba terminando su último disco “La Tristeza de la Vía Lactea” cuando su voz se apagó para siempre. Era el 5 de Enero de 2016. La Galaxia humana perdía al cantautor argentino y la Vía Láctea, ese paisaje resplandeciente donde las estrellas centellean entre manchas oscuras de polvo y nubes de gas coloreadas, se convertía en un sitio más vacío, más pequeño. Andrés volaba a las estrellas, y su voz comenzaba a resonar ya en ese pequeño espacio estelar. Su música, siempre mirando al cielo en busca del cometa Halley, llegaba a sitios nunca antes descubiertos. Y con su muerte, murió también el mapa que llevaba a esos lugares irrepetibles.

Al componer, Andrés sólo buscaba conseguir emocionar a los demás. No buscaba fama, ni dinero. Buscaba la belleza. Y la encontró muchas veces en forma de canciones. De todas a las que dio forma y vida antes de dejarnos, “Una vuelta de Halley” rezuma exactamente todo lo que habitaba en su forma de comprender el mundo. Sumida en un aliento de melancolía, nostalgia y resignación ante el paso del tiempo, Lewin tradujo con suma delicadeza la naturaleza efímera de los instantes regalados por el Universo. De esos a los que, en contadas ocasiones, podemos asistir como testigos de un momento histórico nacido de lo incomprensible y lo etéreo del cosmos, pero siempre inolvidable.

Y es que, Lewin era, efectivamente, una persona muy especial. No es de extrañar que su marcha haya dejado un legado eterno en algunos de sus amigos, como Marwan, Luis Ramiro o Conchita. Esta última ha querido rendirle un sentido homenaje al músico bonaerense en “Un camino para volver“, el primer single de su nuevo disco “La Orilla“, que verá la luz en primavera. Así lo anunciaba en sus redes sociales la víspera del Día de Reyes: “Se la hice a mi amigo Lewin que murió tal día como hoy hace 4 años. Quería presentaros el disco con este tema porque creo que es uno de los más especiales que he hecho y haré en mi carrera. A veces pienso que la hice con él”.

“De pequeña pensaba que si había un camino para marcharse, tenía que haber de forma obligatoria otro para volver. Estaba segura de que alguien encontraría por fin la forma de volver después de morir. Si puedes marcharte… puedes volver. Sólo había que buscar bien, tal vez una puerta, un tobogán, un pasadizo, una cuerda… algo tenía que haber para encontrar el camino de vuelta“, completa Conchita. La canción ha sido producida por Pablo Cebrián y cuenta con la colaboración de la Hollywood Lass Orchestra. El tema viene acompañado de un videoclip oficial grabado en Calizas de Burgos y protagonizado por el bailarín de origen cubano Randy Mancebo.

Hay que recordar que Conchita ya intervino en “Iluminados“, el tema que abre el disco póstumo de Lewin, “La Tristeza de la Vía Lactea“. “Tuve la suerte de cantar con él este tema. Para mí fue como un regalo que me hizo antes de irse. Lewin tenía una forma especial de contar las historias tristes. Este tema habla de una despedida, pero te dan ganas de bailar escuchándolo. Recuerdo perfectamente como bailaba él en el estudio escuchándolo. El estribillo de ese tema no era ese, mezcló dos temas que tenía y nació esta canción. Recuerdo que estuvo días buscándole un estribillo a esa estrofa… no le gustaba el que tenía. Y lo tenía delante, estaba feliz con el resultado. El tema es redondo, de hecho cuando termina quieres escucharlo una y otra vez“, explica.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.