El canto a la esperanza de Rafa Bocero y Nuno Barroso

0
626

El canto a la esperanza de Rafa Bocero y Nuno Barroso

Cuando canta, su voz única y natural nos transmite un sentir lleno de poesía, porque Rafa Bocero es un auténtico poeta, un trovador del siglo XX que tiene entre sus principales influencias a Ravel, Falla, Silvio Rodríguez, Antonio Vega, Triana o Vicente Amigo. Este último además, podría considerarse su padrino musical, al presentarle a su técnico Lauren Serrano y a otros profesionales de la industria musical con los que aún tiene contacto, como José Manuel Hierro, guitarrista que le ha acompañado durante más de veinte años en los conciertos.

En sus letras Bocero le canta a la vida, al ser humano y sobre todo a las emociones. En 2006 editó su primer disco, “Esencias, que presentó en una gira por varias ciudades de Portugal, Barcelona, Galicia y Córdoba. La esperanza que le dio este primer trabajo se convirtió en “ilusión” para seguir grabando. Y “Esperança” es precisamente el título que da forma a su nuevo single. Una canción compuesta y grabada junto al portugués Nuno Barroso durante el reciente confinamiento total que se ha vivido y que aún se sigue produciendo en muchos países del mundo.

Este grito a la esperanza camina sobre compases flamencos. Un marco cálido y agradable que reivindica su esencia latina con una sublime melodía teñida de melancolía y la luminosa voz de Lucrezia. Como un ejemplo de unión entre pueblos nace esta canción que trasmite un poderoso y bello mensaje de optimismo en estos tiempos que corren. Con un videoclip que nos adentra en la plena naturaleza, ese paraíso tan cercano y a la vez tan olvidado en nuestro día a día, junto a citas de Cesare Pavese, Fernando Pessoa y Séneca, que van dando sentido a ese reconfortante paseo.

Esta concepción filosófica de la música no es fruto de la casualidad. El cordobés se define a sí mismo como un artista que saborea la filosofía y Esperança es la mejor reflexión sobre el momento social que nos ha tocado vivir a causa del confinamiento. El tema mantiene vivo el recuerdo de las grandes epopeyas: sus amores atormentados y el sufrimiento que les causa a las personas una nostalgia omnipresente. Y con aroma a “saudade”, esa palabra portuguesa intraducible que resuena al ritmo de los instrumentos de cuerda y que enraíza directamente con los sentimientos.

A Rafa Bocero le avala una extensa trayectoria repleta de giras y grabaciones en países como Alemania, Irlanda, México o Cuba. Ha actuado en programas televisivos de máxima audiencia y se ha presentado en la casa natal de Dylan Thomas en el Reino Unido interpretando la musicalizacion de su famoso poema “Do Not Go Gentle Into That Good Night”. Además, ha grabado en Irlanda su canción sobre “The Fiddler Of Dooney”, el poema del Premio Nobel W.B Yeats, junto a prestigiosos músicos como el violinista de los legendarios Waterboys, Steve Wickham.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.