Nolasco refleja las tribulaciones de un amor tormentoso en “Cristales Rotos”

0
42

Nolasco refleja las tribulaciones de un amor tormentoso en “Cristales Rotos”

No sabemos qué es exactamente, pero sí podemos afirmar, sin miedo a equivocarnos, que Nolasco tiene un algo muy poderoso. Llámalo duende, compás, ángel o talento. Lo que sí queda claro, es que su personalidad es única, y queda plasmada como nunca en su último videoclip “Cristales Rotos“. En esta fantástica pieza, dirigida por Mowlihawk, vemos a un Nolasco al desnudo, sin artificios, que recoge con detalle las sensaciones que genera esa tempestuosa relación a la que está dedicada el corte.

Para dar forma al videoclip, el sevillano se ha sumergido en la naturaleza más exuberante, que sirve de marco incomparable para reflejar las tribulaciones de un amor tormentoso. Una propuesta audiovisual con la que vuelve a recordarnos las maravillas que encierra su último trabajo, “Como me da la gana“, en el que repasa y versiona con acierto temas propios y ajenos. Todo un compendio de versiones con las que presume de larga y fructífera carrera, mostrando también con orgullo sus principales influencias.

Entre las canciones destaca “El anillo (Chibuli)“, una revisión del mítico tema de El Lebrijano interpretada a dúo con Hamid El Hadri. Es el último single escogido hasta la fecha para presentar su flamante disco. La veda se abrió con una deliciosa versión, también a medias con el músico marroquí, de “Las cosas pequeñitas“. Le siguió en febrero “A la misma hora“, esa revisión en clave fronteriza de la sevillana “A la puerta de Toledo” que popularizó Chiquetete. Para ella contó con la inestimable colaboración del guitarrista Nacho Sarria, miembro de Los Labios.

En “Como me da la gana”, Nolasco toma por primera vez en su dilatada trayectoria los mandos de la producción junto al bajista de su banda en directo, Mangu, conocido también como miembro de Rare Folk. ¿El resultado? Una fusión de sonidos sureños con un barniz folk, donde las guitarras acústicas y eléctricas de Paco Macías se mezclan con los arreglos electrónicos del propio Mangu, las percusiones de Lito Mánez y las baterías de Manu Reina. Y por supuesto, la voz del sevillano, que el tiempo y la experiencia han convertido en un quejío que asombra y embelesa a partes iguales.

Además, Nolasco no solo se ha rodeado de su equipo habitual en estos últimos años. También ha contado con un plantel de invitados de órdago. Comenzando por el ya mencionado Hamid El Hadri, partícipe de dos hits del nuevo disco. También hay espacio para la voz de Diego Carrasco, el flow de Gipsy Rappers, la sobriedad de Nacho Sarria (Los Labios), el encanto de Laura Arias (Detergente Líquido) y los beats de Jorge Conexión (director musical de Lío Ibiza). Sin olvidar a José Luis Figuereo (El Barrio), gracias a cuya letra se declara “Culpable” en una bulería al más puro estilo Bambino.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.