María Parrado, “es emocionante usar la música para sanar heridas”

0
131

María Parrado

María Parrado, “es emocionante usar la música para sanar heridas”

María Parrado estrena “Conmigo“, un álbum en el que ha plasmado su esencia más íntima y madura. En él habla de su madre, de su hermano, del amor, y de los 500 kilómetros que le separan de su Cádiz natal tras trasladar su residencia recientemente a Madrid. También plasma desde el lado más luminoso sus peores vivencias, como el fallecimiento de su padre. En esta entrevista nos cuenta más detalles acerca de este nuevo trabajo discográfico, en el que ha puesto todo su cariño, esfuerzo y dedicación.

– Han pasado tres años desde tu anterior álbum. ¿En qué ha cambiado María en todo este tiempo?

– He cambiado muchísimo en todo. Al final los meses y los años nos cambian. Ese disco, “Alas”, salió en 2018 y ahora mismo estoy en un punto completamente diferente respecto a él. “Conmigo” muestra una faceta y una María muy distinta.

– En este disco has dado el salto de intérprete a compositora, ¿Qué te ha impulsado a dar este paso?, ¿Cómo ha sido esta experiencia?

– Al llegar a Madrid pensé que me apetecía investigar sobre todo esto, salir un poco de mi zona de confort. Yo toco el piano y siempre me ha gustado mucho la composición. Un artista se puede quedar solo en ser intérprete… pero hay que lanzarse a la piscina tarde o temprano. Así que decidí dar ese paso.

La experiencia ha sido increíble. La música es maravillosa y hay infinidad de historias para contar. De hecho, ahora estoy empezando a componer sola con mi piano. Hace poco fui a Milán de viaje y conocí a una pareja que me contó su historia de amor. Me he basado en eso para componer una nueva canción que se llama “Milán”.

– Al haber formado parte de todo el proceso de composición, ¿sientes más tuyas las canciones a la hora de interpretarlas?

– Muchísimo más, por eso digo siempre que “Conmigo” tiene 10 pedacitos de mí, porque así lo siento. Cuando te metes en el proceso de composición de un disco, es completamente diferente a cuando interpretas solo los temas. Ahí estás siendo solo una intérprete en realidad.

– Echamos de menos una canción compuesta solo por ti. ¿Te da miedo aún dar ese paso?

– Yo soy de las que va escalón a escalón, pasito a pasito. Estos dos años me han servido para aprender y componer con muchísima gente, y ahora es cuando he dado el paso de componer sola. Tengo las herramientas suficientes para saber cómo quiero contar las cosas, de qué manera, con qué melodía y con qué estilo.

– En algún momento has dicho que una de las canciones la compusiste por videollamada, ¿Es verdad?, ¿Cómo fue esa experiencia?

– Sí, uno de los temas que se llama “Perdóname” lo compuse en el confinamiento junto a Gonzalo Hermida. Fue divertido y salió un temazo. Pero si tuviera que elegir prefiero de forma presencial, porque siempre digo que el estudio es el sitio de las canciones. Aunque pienso que fuimos bastante inteligentes al no parar en la cuarentena.

– “Conmigo” es el título del álbum, y además encontramos canciones como “A Mí”, “Yo, Mí, Me, Conmigo”… haces mucho hincapié en ponerte el foco a ti misma. ¿A qué se debe esto?

– Creo que es muy importante. Por mi forma de ser siempre he buscado complacer a los demás, que todos estén bien y contentos, que todo esté perfecto. Pero estos dos años he dicho “se acabó”… Me he mudado a Madrid para cumplir mi sueño y quiero contar mi historia en este disco. “Conmigo” habla de perderse, de encontrarse, de volverse a perder. La vida está en continuo movimiento y no hay un estado de felicidad permanente… sino que pasamos por momentos bonitos, momentos difíciles y creo que el secreto está en estar en armonía.

Quizás he empezado por el final y he terminado por el comienzo, mi llegada a Madrid… Pero “500 km” me parece un tema precioso para cerrar el disco. He superado mis miedos, he superado los obstáculos y ahora estoy genial. Este verano yo no estaba bien y escucharla me da esperanza para salir adelante. Me parece un tema y un disco en general de superación.

– En este disco, has trabajado con muchos compositores diferentes. Y no cualquiera. Estamos hablando de Funambulista, Gonzalo Hermida, Andrés Suárez… prácticamente de lo mejor que tenemos en España como autores. ¿Qué te han aportado a ti cada uno a nivel personal?

– Para mí ha sido un regalo trabajar con ellos. Les estoy muy agradecida, por su talento y por poner su granito de arena en mi disco. Sin ellos no habría sido posible y además, gracias al trabajo que hemos hecho durante estos dos años estoy en este punto como compositora. Sin cada una de las sesiones (incluso de los temas que se han quedado fuera), no estaría ahora mismo en el momento en el que estoy.

Has dicho que habéis tenido que descartar alguna canción. ¿Cuántas compusisteis en total?

Teníamos unas 30 canciones, por eso hemos añadido un bonus track que solo está disponible en el formato físico. Yo quería 12 temas y aún así han tenido que ser 11. Se está “perdiendo” ese amor por el disco físico, y pienso que es como el que guarda una libreta de la infancia o un libro. Está la opción de tenerlo en digital, pero tenerlo físicamente es bonito también. Independientemente de que lo escuches o no es un bonito recuerdo.

– El bonus track, ¿es tu manera de recompensar a ese fan incondicional que aún sigue comprando los discos en ese formato?

– Sí, totalmente. Al final los fans son los que te compran los tickets, los discos, los que compran todo. Es bonito recompensarles de esa manera.

– Uno de esos compositores es Gonzalo Hermida, que ha sido noticia estos días por la mala suerte que tuvo al contagiarse de Covid un día antes de participar en el Benidorm Fest. Nosotros sufrimos mucho de pena cuando le veíamos ahí en los vídeos sin poder participar. ¿Tú como buena amiga suya que sentiste en esos momentos?

– Estaba en casa con el móvil y vi su historia de Instagram. Hablé con él y me dijo que estaba tranquilo, que todo pasa por algo… obviamente estaba jodido, pero no se lo tomó mal del todo. La verdad es que no te queda otra. Yo viví una situación parecida en un concierto de Cadena Dial. Hubiera sido mi primera vez en el Wizink Center y me quedé afónica y al final no pude cantar, lloré muchísimo. Son situaciones por las que pasa un cantante y toca aceptarlas.

– ¿Te veremos a ti seguir sus pasos y presentarte algún día al Benidorm Fest?

– No lo sé. Creo que tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Te enfrentas a críticas como le ha pasado a Chanel, que es una artista increíble, ha presentado un temazo y me parece una diva. Y me parece horrible que seamos abanderados de la libertad de expresión, de la salud mental y del feminismo… y critiquemos a una mujer. Y además, que la critiquemos de esa forma. Son cosas que te hacen replantearte si de verdad merece la pena exponerse a una situación así. Los temas de Gonzalo Hermida, Rigoberta Bandini y Rayden me encantan, me parece que se ha dado visibilidad a muchos artistas que valen mucho.

– El concurso ha sido noticia por lo bueno, pero también por lo malo, a raíz de las amenazas e insultos que han vivido algunos artistas, especialmente Chanel, ¿has tenido tú alguna experiencia similar a lo largo de tu carrera con algún hater?

– Sí, cuando salí de La Voz Kids me encontré comentarios muy complicados porque Gemeliers eran muy fuertes y se fueron en las batallas. Me decían que tenían que haber ganado ellos, que iban a venir a mi casa a matarme. Barbaridades para una niña de 12-13 años. Ahora lo pienso y es muy fuerte.

– Volviendo al álbum, vemos que también cuenta con muchos productores diferentes. Eso se nota a la hora de encontrar composiciones muy heterogéneas y distintas entre ellas. ¿Ha sido algo premeditado, que haya tanta variedad?

– En los anteriores discos trabajé con un mismo productor para todo. Eso te asegura una uniformidad de sonido, es un poco ir a lo seguro. Y en realidad cuando tienes claro por dónde quieres llevar el disco entero es lo más fácil. Pero me apetecía innovar, contar con gente joven. Por eso en este disco he apostado por varios productores: Gonzalo Hermida, Fernando Boix, Antonio Escobar y Carlos Ares. Todos ellos jóvenes con mucho talento y muchas cosas que aportar a la música. Tenía un poco de miedo de ver cómo quedaba en conjunto este batiburrillo de temas, tan diferentes. Pero me parece que todo ha quedado bastante uniforme.

– Estuviste dos años sin dar un concierto hasta que te subiste el año pasado al escenario del Concert Music, ¿ha sido en cierto modo como volver a empezar otra vez de cero?

– Cantar es como montar en bicicleta. Subirte a un escenario nunca se olvida pero esa primera vez tras la vuelta asusta, aunque al final es práctica. Ahora mismo pienso en la gira y me da un poco de agobio pensar que igual llevo tanto tiempo sin subirme a un escenario que se me ha olvidado ser artista. Pero creo que es lo que te he dicho, que es ir poco a poco ir cogiendo carretera.

– Este es un disco muy personal, donde te abres de par en par y hablas de tu familia, el amor, el desamor. Tu vida en general. ¿Te da vértigo exponer tu vida tan abiertamente al público?

– Para nada. Creo que los artistas al final vivimos de nuestras historias, de todo lo que nos pasa. Miedo a otras cosas sí pero a mostrar mis sentimientos ninguno.

– Muchos compositores dicen que las mejores canciones nacen en los malos momentos o de experiencias tristes. En tu caso, dentro de este disco, hay una canción dedicada a tu padre. ¿Qué supone para ti llevar un pedazo de él en este trabajo?

– Llevo un pedazo de él siempre, en mi día a día, en todos lados y de hecho creo que este disco va entero para él. Es verdad que es muy emocionante utilizar la música para sanar heridas o por lo menos para intentar taparlas un poco. A mí me parece precioso cuando un fan me escribe y me dice que mi música le ha ayudado, que mis canciones han estado en sus buenos y malos momentos. Yo también creo que las mejores canciones salen cuando uno está mal, cuando el artista tiene ganas de arreglar el mundo o arreglarse así mismo, ahí nacen los éxitos.

– Siempre has dado una imagen al exterior de ser una persona muy optimista y alegre, pero para ser tan joven has vivido ya momentos muy duros como ese, ¿Cómo consigues sacar toda esa fuerza interior para dejar de lado lo malo?

– No lo sé, en realidad todos mostramos la parte que nos interesa. Me considero una persona positiva y es real que lo soy. Pero es cierto que como persona he visto como mi vida se tambaleaba, que nada tenía sentido y no sabía qué camino tomar. Por eso este disco se titula “Conmigo”. Es una llamada de atención, no nos damos cuenta de que estamos pasando por la vida de puntillas, no nos escuchamos a veces porque no nos interesa, porque escucharnos a nosotros mismos duele. Todos tenemos la necesidad de parar, de escucharnos, de llorar y de sentir.

A lo largo de tu carrera has cantado con Malú, Pablo Alborán, Pasión Vega, Cepeda, Antonio José… ¿Qué artista al que admires te queda aún por añadir a ese currículum? 

– Me encantaría Vanesa Martín o Pablo López. Internacionales me encantan Coldplay y Luis Fonsi. Aunque podría decir muchísimos artistas a los que admiro porque escucho mucha música y muy diferente.

– Hablando de duetos, en Conmigo tienes uno con la mexicana Ale Zéguer, una artista emergente que todavía no es muy conocida en nuestro país, ¿Cómo surge esta colaboración?

– La historia es muy curiosa. Iba un día de camino al dentista y me salió una canción aleatoria en Spotify que se llamaba “Nudito”. Se la pasé a Gonzalo porque me enamoré del tema y necesitaba hacer algo así para el disco. Ambos la seguimos y al acabar de componer “Pequeñitos” le escribí, le dije que me había servido de inspiración su canción y que quería contar con ella para un dueto. Ella se enamoró del tema también y me dijo que sí. Para mí ha sido todo precioso.

– Tenemos mucha gente que nos lee desde América Latina. Seguro que muchos de ellos se estarán preguntando ahora para cuando va a cruzar el charco María Parrado de gira por allí.

– ¡Buah! Me encantaría, es un sueño porque me encanta viajar y si encima de todo es con mi música pues más todavía. Así que espero que sea muy pronto, se lo pido al 2022 a ver si puede ser. Y si no pues al siguiente.

– Ganar un concurso como La Voz Kids, te mete más presión a la hora de sacar un disco, por ejemplo en el hecho de tener que estar a la altura y tener que devolverle la confianza a todos los que apostaron por ti?

– Son cosas que no pensaba con 12-13 años. Si hubiese ganado La Voz Senior puede ser que sí que las pensara, pero una de las cosas bonitas de haber empezado tan pequeña es que te fijas en lo verdaderamente importante que es cantar bien, disfrutarlo y hacer tu trabajo lo mejor posible. Me daba igual lo que la gente opinase y ahora intento que también me pase. Todo lo que sean críticas constructivas que sumen pero las cosas sin sentido intento dejarlas en el cajón del olvido.

– La Voz Kids es también un arma de doble filo. Te conocimos allí siendo muy pequeña. ¿Sientes que la gente aún te sigue viendo como la niña que participó en el concurso?, ¿te cuesta desprenderte de esa imagen infantil?

– Como la niña que participó en el concurso no lo sé pero como una niña sí. Siempre he dicho que es súper complicado quitarse esa etiqueta de niña cuando empiezas bastante joven, tenemos claros ejemplos como por ejemplo Miley Cyrus. Tuvo que romper su carrera de golpe para que la gente la dejase de ver como Hannah Montana. Creo que es un ejemplo de que las chicas que empezamos jóvenes es muy difícil que luego nos vean como mujeres.

Yo me siento orgullosa del camino que estoy trazando, he crecido y espero que la gente poco a poco me vea como una mujer. Tampoco es algo que me preocupe muchísimo.

– Te has instalado recientemente en Madrid, dejando atrás tu tierra, ¿Qué es lo que más echas de menos?

– Todo. Madrid me encanta pero echo de menos a mi familia, mi playa, mi solecito, mi terraza en el paseo marítimo. Echo de menos muchas cosas… pero he de decir que Madrid me tiene enamorada desde el minuto cero. Aquí pienso en Cádiz pero cuando estoy en Cádiz también pienso en Madrid.

– Estás estudiando interpretación. ¿Te gustaría dar el salto en algún momento a la pequeña pantalla en alguna serie?

– Me encantaría, he descubierto un mundo que no sabía que me iba a gustar tanto. Otro mundo muy difícil en el que influye mucho la suerte, el trabajo, la constancia, para luchadores también como la música. Y no lo descartaría para nada.

– Ya para terminar nos gustaría conocer un poco más de ti y saber cómo es un día de María Parrado más allá de la música?

– Ahora mismo estoy estudiando también un curso de marketing y publicidad. Me levanto temprano para estudiar porque tengo los exámenes al caer. Soy también cocinitas, bueno más o menos me defiendo… Así que un poco eso. Estudio, recojo la casa y mi habitación, hago la comida. También soy muy fan de las series. Ahora estoy muy enganchada a “Euphoria”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.