Eme DJ, “Me encantaría remezclar a Delaporte”

0
72

Eme DJ, "Me encantaría remezclar a Delaporte"

Eme DJ, “Me encantaría remezclar a Delaporte”

La crisis sanitaria derivada del coronavirus ha sido especialmente dura con el mundo de la música. Uno de los sectores más afectados ha sido el de los djs, que ha visto como las restricciones en el ocio nocturno provocaban el cierre de salas y con ello se iba al traste el trabajo de mucha gente. Marta Fierro, más conocida como Eme DJ, es una de las artistas más reconocidas de la música electrónica. En esta entrevista nos cuenta cómo le ha afectado a ella esta situación, que le ha obligado a reinventarse y a abrir un canal de Twitch, donde realiza sesiones en directo y divulgación sobre música con distintos invitados.

Lo primero de todo, ¿En qué momento personal y profesional te encuentras ahora mismo?

– Sigo haciendo sesiones en mi canal de Twitch para mi comunidad, donde además hacemos otras cosas como ver videoclips, actuaciones, descubrir grupos o artistas, analizar sesiones de otros DJs… En cuanto al trabajo no virtual la cosa va muy despacito, cuesta cerrar cosas y abrirse paso, pero confío en que este año las cosas se vayan moviendo en buena dirección.

La pandemia ha sido muy dura para la música en directo, y uno de los sectores peor parados ha sido el mundo de la noche y el ocio nocturno. ¿Cómo te ha afectado a ti especialmente?

– Al principio tenía esperanza en que no durase más de tres o cuatro meses la situación. Pero con el paso de los días y las noticias me iba quedando sin dinero, se cancelaban más cosas y finalmente me tuve que volver a casa de mi madre por mas de un año. Allí al principio me costo muchísimo hacerme a la idea de que iba a estar mucho tiempo sin currar y no quería ni oír nada de buscarme otro curro o reinventarme.

Te has reinventado haciendo directos pinchando en Twitch. ¿Cómo está siendo esa experiencia?, ¿Se hace raro pinchar sin ver las caras de la gente?

– Sí, se hace raro, pero cuando en el chat hay interacciones sobre la música, el feedback puede sentirse parecido. La experiencia puede ser muy guay gracias a las nuevas formas de comunicación.

Has afirmado recientemente en tus redes sociales que desde que hiciste público tus problemas de ansiedad te cuesta mucho encontrar trabajo ¿Por qué la gente no entiende que es posible compatibilizar la ansiedad con la vida laboral?

– Ahora estamos más concienciados con el tema de la ansiedad, etc. Pero hace unos años entiendo que si yo tenía problemas para hacer una buena actuación o incluso tener que llegar a cancelarla por un ataque de ansiedad, el promotor quisiera “protegerse” de algo así no volviéndome a programar. El problema es que en esta profesión hay mucha predisposición a que te suceda alguna vez: la noche, la bebida, las drogas, mala alimentación, no dormir, no parar, etc. Creo que es importante hablar tanto de ansiedad y depresión, no avergonzarse, ya que es importante que la industria musical apoye a todos, no solo a los artistas, también managers, técnicos, productores, ya que la pandemia nos ha afectado a todos.

Fuiste durante tres años la mejor DJ nacional para Rockdelux y por ejemplo tu primer EP “Giant” fue número 1 en iTunes en 24 horas, ¿no debería prevalecer ese currículum ante cualquier problema de salud mental?

– Bueno, también yo no supe mantenerme, no supe manejarme en redes sociales, no supe llevar mi marca de la mejor manera porque en redes mi contenido era muy personal. ¿Lo bueno? Sí, conecté de una manera brutal con la gente que se siente como yo.

La ansiedad se materializa de maneras distintas en cada persona. ¿en tu caso cómo te ha afectado?

– Síntomas físicos muy desagradables: palpitaciones, arcadas, sensación de estar perdida, diarrea, dificultad para hablar, tiritonas… también lo peor fue que me aislaba de la gente, dejé de salir de casa durante semanas, evitaba situaciones y personas que me pudieran afectar negativamente. Vivía con miedo todo el rato a que me diera otro ataque y lo que hice fue encerrarme en mí misma. Poca gente tuvo paciencia para aguantarme.

¿Cuál es tu mayor miedo cuando te subes a un escenario?

– Además de que no funcione el equipo, o alguna cosa así de que falle alguna cosa técnica… la verdad es que voy con algo de miedo de encontrarme a mi ex. Eso sí me puede afectar.

Hace un par de años se estrenó el  documental “Why we DJ – Slaves to the Rhythm” donde algunos DJs famosos como Seth Troxler, Luciano, Carl Cox o Pete Tong hablaban del estilo de vida de los DJs, el consumo de drogas en la escena, la falta de sueño o los estragos mentales de un oficio a priori glamouroso pero con una exigente agenda de viajes. ¿La vida del DJ es más dura de lo que parece vista desde fuera?

– Lo que suele verse, es la actuación. Eso solo es la punta del iceberg. Detrás hay mucha preparación, dinero invertido en equipo, música, educación, entrenamiento… pero también hay una soledad increíble, pocas horas de sueño y descanso, muchas caras de las que luego no recuerdas, comer rápido y mal, trenes, hoteles. Es todo muy fugaz. ¿Qué hay gente que puede con eso sin problema? Pues ole, a mí me cuesta, Pero también es lo que más feliz me hace y más energía positiva me da… es una especie de cura a todo lo anterior.

En tu caso, ¿Qué significa para ti ser DJ?

– Es un compromiso que tengo con la gente que quiere bailar, pasarlo bien, disfrutar, olvidarse de problemas, perrear…  y yo tengo la responsabilidad de crear ese ambiente con música.

En tu último libro “Cómo ser DJ. El Manual” repasas toda tu experiencia en la industria para ayudar al que quiera entrar en el mundo de los DJs. ¿Qué consejo le darías a todos esos que están empezando?

– Escuchar música, armar una colección musical es algo que puede llevar toda la vida. Escuchar mucha música, clasificarla, hacer playlist dependiendo del mood… y práctica, claro. Hoy en día con una controladora barata puedes adquirir mucha técnica en casa. Y algo muy importante: ver a otros DJs de estilos diferentes. Estudiar a otros DJs y cómo manejan al público es importante para no cagarla. Los pubs de ciudades pequeñas o pueblos aquí tienen mucho que enseñarnos, sus DJs saben adaptarse muy bien al público y viceversa.

¿Quién ha sido tu mayor apoyo para salir adelante?

– Diría que mi madre, mi yaya y algunos amigos.

¿Qué le recomendarías a alguien que se encuentre en una situación parecida a la tuya?

– ¿Con depresión? Bueno, lo importante es tratarse, lo malo es que aún no tenemos suficientes ayudas, recursos, educación emocional y suficientes profesionales para darnos cobertura en la sanidad pública y en las asociaciones de DJs tampoco parece que hagan nada… Yo como paciente solo me atrevería a decir que si alguien no está bien y no sabe muy bien porqué, lo mejor es ir al médico/psicólogo, pero lo dicho, no todo el mundo tiene dinero para poder tratarse con regularidad. Una terapia no es ir una vez al psicólogo y ya… hay que tener un seguimiento y tiene que haber un compromiso por las dos partes. En este sentido intento alzar la voz para que se reconozca que si no nos cuidamos el futuro será mucho peor para todos.

Las redes sociales, la necesidad constante de aparentar, el postureo, los hater… ¿Ha contribuido el mundo digital a que se potencien los problemas en salud mental?

– Sí. Claro. Anda que no he soltado yo gilipolleces por algo de casito en Twitter…

Han pasado dos años desde que pinchaste por última vez en público, ¿lo echas de menos?

– Pinché este sábado (y he pinchado anteriormente en público, pero sentados) y ahora mismo estoy con otra energía, otro humor… es que es mi cura!

¿En qué ha cambiado Eme DJ en estos dos últimos años?

– Me he aislado bastante de la noche y de la gente. Mi fobia social empeoró con la pandemia, y me cuesta salir de casa si no es para pinchar o algo que realmente me motive. Incluso cada vez fantaseo más con irme a vivir a un pueblito rural, cuidar animales y salir solo para pinchar…

Sin embargo no has estado parada del todo, sin ir más lejos el año pasado sacaste varios singles junto a David Van Bylen, cantante de Estereotypo. ¿Qué proyectos tienes en mente para este año?

– Pues el EP de “Marsella” de remezas que está a punto de salir, seguir intentando sacar cosas… cada vez la producción me gusta más, aunque me manejo fatal con los DAW y tampoco tengo mucha idea de componer, pero me metí a estudiar Ableton en The Bass Valley y por lo menos puedo trabajar mejor con David y enseñarle mis ideas. Ahora he cantado un Cover de una canción y estamos a ver si me atrevo a sacarla o no…

– ¿Algún artista al que todavía no hayas remezclado y que lo tengas pendiente?

– Claro… me encantaría remezclar a Delaporte, por ejemplo. Pero también a gente emergente a la que me gustaría producir o ayudar.

Nos gustaría volver a verte pronto en los mejores festivales de verano. Por si hubiera algún promotor que nos leyera, ¿Cómo le convencerías para que cuente contigo en la próxima edición?

–  Que me vea sentado y sin moverse. Y si baila, que me contrate.

Muchas gracias por tu tiempo. ¿Algo que quieras añadir o decir a nuestros lectores?

– Pues que gracias por llegar hasta aquí, si es que han leído esto 🙂

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.