Maga Córdova, «Es importante que pongamos nuestros límites»

0
34

Maga Córdova, «Es importante que pongamos nuestros límites»

Maga Córdova inicia una nueva etapa en su carrera con el lanzamiento de “Mil Gracias (KARMA)”, una fusión pop con influencias electrónicas. El tema combina la potente voz de Maga y su frescura urbana con una producción que se inclina hacia la expresión artística. Todo bajo un mensaje de empoderamiento y una letra muy directa con la que todos se pueden identificar. En esta entrevista nos presenta este nuevo single, al tiempo que hacemos un pequeño repaso a su trayectoria.

– Acabas de estrenar tu nuevo single, “Mil Gracias (Karma)”, ¿Cuál es la historia que lleva detrás?

Es un amor o un desamor visto desde una perspectiva mucho más madura. Aceptar la responsabilidad dentro de la relación, así en tu cabeza no has hecho nada malo. Aunque en realidad nadie lo hace mal, sino que cada persona actúa según su estado de conciencia. Aceptar eso y entender que cada persona lo hace lo mejor que puede significa que no puedes controlar al otro, pero puedes controlarte a ti y retirarte si algo no te hace bien. Y siempre agradeciendo por esa experiencia buena o mala, que es aprendizaje igual.

Y el karma viene cuando la persona actúa de una forma determinada, ya que seguirá trayendo eso por su forma de vibrar y viceversa. Es decir, si actúas haciendo el bien te va a llegar lo que sí es para ti. Sin venganza, sin desquite y sin ego. Todos nos hemos roto el corazón a nosotros mismos por esperar que la otra persona nos dé algo que sabemos que nunca nos dará. Pero por eso estar enamorados no vemos realmente al otro como es y nos dañamos. Habla mucho de esa responsabilidad que tenemos a la hora de meternos en una relación o de estar en un lugar donde no debemos.

La letra nos deja como mensaje que tarde o temprano las cosas tienden a caer por su propio peso. ¿Eres de las que piensa que el karma acaba siempre haciendo justicia?

No sé si es justicia o es simplemente acción-reacción. O sea, realmente tú mismo lo trajiste al final, tú lo creaste y lo sigues creando. Justicia me suena a esperar que haya esa venganza. Y realmente no es tan así, al menos para mí. 

  Con esta canción tratas de lanzar un mensaje de empoderamiento. ¿Hasta qué punto es importante para un artista saber quererse a uno mismo, con sus virtudes y sus defectos?

Mientras sea humano va a ser importante siempre, más que artista. Es importante que todos sepamos nuestro valor y pongamos nuestros límites. Cada vez que haya algún momento de oscuridad, que es inevitable que suceda, tenemos que confiar y saber que todo acabará pasando. Es ahí cuando debemos aprender a reconstruirnos. 

La reafirmación personal la has llevado a cabo desde un dolor nostálgico. ¿Para afrontar el futuro de la mejor manera es necesario quitarse primero todas las cicatrices del pasado?

Es importante reconocerlas, más que quitárselas. Una vez que las reconoces me parece que ya estás del otro lado y que tienes como ese deseo de evolucionar. Nunca terminamos de sanar del todo, pero ser consciente y tener, por lo menos, las herramientas ya es un paso. Aunque tienes que saber que te van a seguir viniendo cosas en la vida. Y como te digo, la felicidad no radica en que todo esté bien, sino en tener la confianza de que sí va a estar bien en algún momento.

El videoclip muestra este proceso de duelo desde una experiencia sensorial. ¿Participas tú en las ideas y en la elaboración de los guiones de tus vídeos?

Sí. Aunque en este personalmente dejé todo el concepto para el coreógrafo, ya que yo nunca había grabado con bailarinas. Para mí fue todo un reto, la verdad. Queríamos hacer algo muy abstracto, no una historia con guion como tal. Más de emociones y sensaciones, energético, con mucho empoderamiento, miradas, gestos…

¿Y de dónde surge esa dualidad emocional que muestra el videoclip de gritar las penas bailando?

Creo que a todos nos pasa. Y si no… ¿Quién cuando está con el corazón roto no quiere salir a olvidarse un rato, estar con las amigas, tomarse un trago o sólo despejarse?. Estar triste no es malo, para nada, de hecho es necesario. ¿Pero hasta qué punto disfrutas de estar triste? Hoy tal vez no sea el día para salir, pero mañana a lo mejor sí. Y por más que te encuentres cómodo en tu depresión tienes que forzarte a superarlo. Yo creo que se trata mucho de eso, ¿Qué tan serio es la vida? Al final todo es un juego, podemos hacer las dos cosas. La cosa va por ahí.

Una de tus señas de identidad es hacer siempre canciones con mensaje. ¿Qué porcentaje de importancia le das a la letra en una canción?

Bastante, la verdad. Creo que es como esa forma de expresar cosas que no terminan de salir simplemente al hablar. Lo veo como una terapia también, antes para cosas que no me atrevía a decir y hoy en día para reafirmar lo que creo y lo que pienso. 

– Y a la hora de encontrar ese empoderamiento femenino, ¿Qué te resulta más fácil, hablar desde el corazón o desde el despecho?

Hablar desde la inteligencia emocional, creo que me trae menos problemas. Reconocer la emoción del despecho y del ego herido es importante para conocerse y entender por qué me afecta lo que me afecta, por qué me duele lo que me duele o en qué tengo que trabajar más. Después una vez que lo siento transitarlo y hablar desde mi yo superior, entendiendo por qué esa pobre niña herida está herida. Y comprendiéndome y empatizando, más que el despecho y más que todas esas cosas que al final siempre salen mal. 

Hay una frase de tu canción que dice: “Fue mi cabeza que siempre te hizo más grande”, ¿idealizar a la otra persona en una relación es una trampa para no enfrentarte a ti mismo? 

Sí, de manera inconsciente al menos. Porque creo que la gente ni siquiera es consciente que el viaje más importante es dentro de ti. Y parte de la responsabilidad de uno mismo aceptar por qué estamos donde estamos y qué fue lo que nos llevó hasta ahí. Una vez que lo reconoces, dejas de culpar al otro y tomas las riendas de tu vida y todo se vuelve maravilloso porque te das cuenta de lo poderoso que eres.

Empoderamiento, despecho y superación son tres conceptos que ya has tratado en otras de tus canciones, como por ejemplo en “Te lo buscaste”, ¿por qué has querido incidir de nuevo en este mensaje?

No, es completamente distinto. “Te lo buscaste”, es de las desgracias que le pasaron al otro. Se nota la evolución como persona, el crecimiento 100%. Todos hemos sentido alguna vez esas ganas de desquitarnos o de hacernos la víctima. Y llega un punto donde la vida es más simple, cuando te das cuenta de que tú eres el piloto de todo. El mensaje es que hay que de salir de ese papel de víctima y dejar de ver la vida trágica y terrible, porque la vida es maravillosa… solamente hay que saberla ver.

Por culpa de una relación poco sana, tuviste una mala época personal que te llevó a tomarte un breve descanso de la música. ¿Qué pasó exactamente?

Estuve en una relación abusiva con un psicópata-narcisista. Hay mucha gente que se puede identificar con eso. El conocimiento te empodera muchísimo y hay mucha ignorancia en el tema. Por ejemplo, antes no se le daba tanto tanta importancia a la psicología y lo importante que es estar con alguien que tenga ganas de sanar.

Hay personas que piensas que no serían capaces de hacer algo solo porque tú no eres capaz hacerlo. Y una vez que despiertas y entiendes por qué estás ahí te das cuenta que has vivido una película de terror impresionante. Obviamente eso afectó muchísimo a mi autoestima, dejé de tener el control por completo de mí misma, quedé embarazada… Y el hecho de ser mamá soltera afectó muchísimo a mi maternidad, a mis cambios corporales, emocionales… Aparte llegó la pandemia y fue muy, muy, muy duro.

Hoy, lo veo desde este lado de la historia y abrazo ese recuerdo. Me siento súper orgullosa de la persona que estoy en este momento y de la hija que tengo. Pero fue un momento de cambios en donde tenía sí o sí que sanar muchísimas cosas y por eso creo que esos tres años de ausencia los necesitaba para poder ser quién soy. Hay un antes y un después, un crecimiento exponencial en mí. Y bueno, me faltaba la música, volver a pararme en el escenario para sentirme completa. Estaba tranquila, era feliz, pero siempre faltaba esa parte profesional. Y todo se dio una vez que sané, las señales llegaron porque empezaba a ayudar a traer eso. Aprendí a verlas y acá estamos dando la entrevista.

Reconexión es la palabra que mejor define tu regreso, ya que has vuelto completamente renovada. ¿Qué le dirías a la Maga Córdova del pasado si la tuvieras ahora mismo delante?

Le diría que confíe, que eso claramente no es para ella, ya que esas formas de pensar no le definen. Y que tiene que saber encontrar el amor y no hay mejor lugar para encontrarlo que acá dentro. También creo muchísimo en el proceso de cada persona y que todo pasa en el momento en el que tiene que pasar. Pero definitivamente si pudiera agilizar un poquito las cosas y pudiera ver que está increíble en este lado… 

Dices que quieres ser un ejemplo para otras personas que luchan por encontrar su valor. ¿Es la música el mejor altavoz para llegar al corazón de la gente?

No sé si el mejor, pero si puedo ayudar con mis pasiones seré inmensamente feliz. Pero no quiero llevar la bandera de superviviente. O sea, siento que soy infinitamente mucho más que eso, fue una etapa que me ayudó a descubrirme y tengo mucho más para dar. Aunque por supuesto que empatizaré en cada oportunidad que se me dé con las personas, cien por cien y escribiré sobre mis vivencias.

– A lo largo de tu carrera has compartido escenario con iconos de la música latina como Luis Miguel, Morat o Sebastián Yatra. ¿A dónde esperas llegar con tu música, te has puesto algún techo?

Ese pregunta debería responderla mi ego y no me gusta mucho. Yo disfruto muchísimo el presente y esta es mi primera canción del año después de haber estado ausente un tiempo. Ahora estoy en el proceso de crear, de investigarme, de viajar… estoy en mi etapa creativa y en la versión que soy hoy, conociéndome como artista. Me encantaría por supuesto poder hacer giras, poder llegar con mi música a muchos países… Por ejemplo es la primera vez que estoy haciendo entrevistas en Europa y para mí es algo increíble, algo que ni siquiera me había propuesto. Siento que solo tengo que llevar día a día el proceso y trabajar duro por mi carrera. Disfrutarlo y confiar. 

Para la gente que te quiera ver en directo, ¿tienes pensado venir de gira a nuestro país?

Todavía no, esperemos que pueda ir con algún sencillo nuevo. Espero poder hacer medios en Estados Unidos también, lo estamos trabajando y muy pronto iré a tocar allí. Así, poco a poco, quiero ir internacionalizando la carrera y el proyecto.

  ¿Algo que quieras añadir, algún enlace donde te pueda encontrar la gente?

– Estoy en todas las redes sociales como Maga Córdova y si puedo dar un último consejo a las mujeres, les digo que no dejen de ponerse primero. Me encanta recordar eso, no hay que pensar que por ser mamá ya te conviertes en la persona de otro. Tu hijo será un personaje principal, pero tú siempre vas a ser la protagonista de tu vida.

Y quiero mandarles un beso enorme, muchísimas gracias de verdad, por este espacio para promocionar mi canción y mi carrera.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.