Chica Sobresalto, “Me fliparía colaborar con Love of Lesbian”

0
98

Chica Sobresalto, “Me fliparía colaborar con Love of Lesbian”

La semana pasada Chica Sobresalto lanzaba una versión de su canción “Progesterona” junto a la artista catalana Beth. Con este lanzamiento daba por finalizada la etapa de su segundo disco “Sinapsis“, un álbum que la ha consolidado como una de las artistas más prometedoras del pop español y que la ha llevado a pisar lo más alto de las listas de ventas. En esta entrevista conoceremos un poco más de ella, cuáles son su próximos proyectos y como ha vivido toda esta última etapa.

Lo primero, darte las gracias por hacernos un hueco en tu agenda. ¿En qué momento personal y profesional te encuentras ahora mismo?

– Gracias a vosotros por dedicarme vuestro tiempo. A veces siento que mi vida personal y profesional son una misma cosa y es algo que estoy intentando corregir de hecho. El otro día escribiendo de forma automática escribí: No eres tú, es el mundo. Creo que estamos todas un poco igual, como la tierra, rotas pero girando. Esto en plan drama, luego me echo unas birras con mi banda y se me pasa, ja ja.

Dentro de poco tu disco “Sinapsis” hará un año. ¿Has cumplido todas las expectativas que tenías con él antes de sacarlo? 

– ¡Madre mía, creo que no me había dado cuenta de que iba a ser su cumpleaños! Suena a tópico pero cumplí mis expectativas en cuanto lo tuve en las manos. Yo fui a Operación Triunfo con el disco prácticamente compuesto, con el fin de poder producirlo y sacarlo en todos los sentidos con más presupuesto y mejores condiciones. Todo lo demás es un regalo.

En tu resumen del 2021 dijiste que en 2022 iniciarías el proceso de composición de un nuevo disco. ¿Tienes ya alguna canción o alguna idea pensada para él?

– Sí, de hecho tengo un caos enorme porque tengo un montón de canciones, algunas terminadas y otras sin terminar, he investigado con el piano, he estudiado algo de armonía con Diego Arroyo, que es la persona más maravillosa del planeta… Ha sido como volver a tener 15 años, con el caos y la magia que eso supone.

Oxitocina, Adrenalina, Dopamina, Sinapsis… ¿Lo nuevo de Maialen va a seguir conectado conceptualmente con lo anterior o va a tener un nuevo enfoque?

– Hay cositas que lo conectan con lo anterior, pero en general es un concepto nuevo, y al final sigo siendo yo con mis cosas, así que siempre estará conectado.

Para los que no hayan visto el diseño interior del libreto de Sinapsis tenemos que decirles que se están perdiendo una auténtica obra de arte. ¿Cuánto tiempo os llevó diseñar todo?

– Pues esto es todo obra de Ibai Sanz, también guitarrista de la banda. Yo le pasé ideas clave que tenia sobre cada canción (de hecho esto me dejaron hacerlo desde dentro de la academia), le metió muchísimas horas porque a parte de ser un genio, también es una persona muy perfeccionista. Mencionar también a Álvaro García, amigo de Ibai y de la banda en general, que participó y estuvo con Ibai en todo el proceso. Los dos son una maravilla, me muero de ganas de saber qué harán con lo siguiente que viene.

Eres una nostálgica del formato físico. ¿Te da pena que poco a poco le esté comiendo terreno lo digital y cada vez sea más difícil comprar un CD físico en una tienda?

– Bueno, no me da pena porque yo lo que quiero comprar me lo compro ja ja ja. La era digital ha llegado y creo que no es ni peor, ni mejor, simplemente es distinto. Yo he tenido la oportunidad de hacer mi disco en físico y con muchas cosas y la verdad que ha funcionado bastante bien, creo que quedan más románticas de las que pensamos.

Preguntarte por OT es inevitable. ¿En qué ha cambiado la Maialen de antes a la después de su paso por el concurso?, ¿Qué es lo más valioso que has aprendido de tu paso por la academia?

– Lo que mejor me ha venido a nivel profesional de OT es el saber estar en el escenario sin la guitarra, mi postura, la energía… A nivel personal he aprendido que pese a que a veces parezca que no tienes nada que ver con una persona, de pronto puedes aprender mil cosas de ella, reírte, amarla y enriquecerte.

Por desgracia la salud mental es un tema que está muy de actualidad estos días. En vuestro caso salisteis de la burbuja de OT a un mundo inmerso en pandemia y además como personajes públicos tuvisteis que afrontar un boom de críticas y comentarios tanto positivos como negativos. ¿Cómo se prepara alguien mentalmente para eso?

– Creo que una no puede preparase para eso, simplemente lo haces como puedes porque no hay otra y punto. En mi caso todo me estalló en la cara un poco después. Recuerdo que cuando volvimos a la academia después del confinamiento, algunos de mis compis estaban algo tocados, pero yo estaba feliz. Después llegó la tormenta y ahora mismo llevo más de un año en terapia. He recaído en cosas que creía tener superadas, y ha habido muchos momentos en los que no le he visto ningún sentido a la vida en general. Pero cada día intento ser más feliz y mejor persona, por mí y por todas mis compañeras.

En más de una ocasión has afirmado que Chica Sobresalto lo creaste para que hiciera las cosas que Maialen no se atreve a hacer. ¿Hay algún miedo o inseguridad que Chica Sobresalto tenga todavía? Si ella tuviera que inventar otro personaje para que hiciera las cosas que no se atreve, ¿quién sería el alter ego de tu alter ego?

– ¡Anda nunca había pensado eso! Creo que la Chica Sobresalto de Chica Sobresalto sería Chica Despropósito. Ella es quién no teme el error, lo asume y se ríe de ello, que creo que es muy importante cuando te dedicas a algo así y más si eres yo, que cagarla es santo de mi devoción. También pienso sin querer en Señora Sobresalto, que espero ser yo muy mayor haciendo canciones.

Imagínate como si fuera el guion de una película que tus dos personalidades se intercambiaran por algún motivo. ¿Cómo sería un día de Chica Sobresalto en la vida real y un concierto de Maialen como heroína encima de un escenario?

– Chica Sobresalto iría al súper y le soltaría un chiste a la cajera, se compraría un montón de comida rica aunque luego le duela la barriga, e iría por ahí con una capa y arribísima. Maialen en el escenario habla bajito, tiene 17 años de repente y no sabe ni por dónde le pega el aire.

¿Qué le diría la Maialen “psicóloga” a Chica Sobresalto en una sesión de terapia?

– A ver, es que Maialen en verdad de psicóloga tiene lo mismo que de arqueóloga, te quiero decir, hice media carrera y de poco me acuerdo. Realmente no le diría nada porque ella mola, igual que no le hace falta tanta purpurina y que deje de intentar tenerlo todo siempre controlado porque no le sale bien.

Si Chica Sobresalto tuviera poderes reales, ¿cuál te gustaría que fuera y en qué lo utilizarías?

– Me gustaría poder volar, respirar bajo el agua y teletransportarme. Son muchos pero no me has puesto límite así que aaaaaaa.

Vamos a jugar a tu juego de los cariñitos. Piensa una persona a la que quieras decirle algo bonito y que por algún motivo no se lo hayas podido decir hasta ahora. Dedícale esta respuesta.

– Se lo diría a mi perro, quiero decir, todo el día le digo cosas bonitas a mi perro, además de: “No te comas la basura cabrón”. Pero ocurre una cosa, no me entiende. Me encantaría que me pudiera entender solo 10 segundos para decirle que es lo mejor que me ha pasado en la vida y que me salva de todo cada día de mi vida.

Si hay una cosa que ha quedado patente en todo este tiempo es que el universo creativo de Maialen es mágico y único. ¿Qué temática es lo más raro o absurdo sobre lo que se te ha ocurrido hacer una canción?, aunque sea una idea y nunca se haya llegado a materializar.

– Hace poco Celia Becks, su hermana, su chica Georgy, Ibai Vegano y yo le hicimos una canción a su vecina de abajo para que no se enfadara con nosotras por hacer ruido, fue genial.

¿Componer canciones es el juego más divertido al que has jugado?, ¿Te da rabia no haberlo inventado tú?

– No, de hecho estoy muy contenta de no haberlo inventado yo porque así he podido beber de un montón de personas increíbles de las cuales lo he aprendido todo, directa o indirectamente. Shakira no lo sabe, pero de sus primeros discos he sacado muchas cosas. Zahara y Diego Arroyo por ejemplo lo saben y me han dado la vida musicalmente también. Tengo una suerte infinita.

¿Has pensado alguna vez en componer canciones para otros artistas, o lo que nace en Maialen se queda en Maialen?

– Sí, lo he pensado pero creo que no sabría hacerlo. Creo que nadie que no sea yo va a querer una canción mía. De hecho “Fusión Del Núcleo” la compuse en plena cuarentena pensando en que alguien la quisiera, porque no tenía curro, ni casa, ni pasta y absolutamente nada y bueno… fue curioso todo.

En más de una ocasión has dicho que te gustaría colaborar con Love of Lesbian, teniendo ambos el mismo productor. ¿Por qué no se ha llevado a cabo ya?, en el caso de que algún día fuera posible ¿te gustaría que fuera con una canción suya o una tuya?

– No lo sé, me dan taquicardias de solo pensarlo, ja ja. Creo que nunca seré capaz de pedírselo, aunque indirectamente quizás lo hayan visto en algún sitio porque soy muy pesada. En el remoto caso de que ocurriera, me fliparía que fuera con una canción suya creo, porque me sentiría parte de LOL y sería un puñetero flipe. Aunque también lo sería escuchar con la voz de Santi Balmes algo escrito por mí, yo qué sé, no puedo ni pensarlo.

Ya para terminar, además de los conciertos que te quedan de la gira Bailando Raro, ¿qué otros proyectos tienes en mente para este año?

– Tenemos algunos festivales por delante, cosa que me hace una ilusión tremendista. Me muero de ganas de coger la furgo y tocar, ver otros bolos increíbles y reír muchísimo con mi banda, que son las mejores. Luego quizá haga otro formato más pequeñito mientras grabamos, producimos y montamos todo el circo del siguiente disco. Ya se está empezando a cocer a fuego lento (lo único para lo que tengo paciencia en mi vida).

¿Algo que te haya faltado por decirle a nuestros lectores y que quieras añadir?

– Nunca sé qué responder aquí, solo dar las gracias, sigo flipando muy fuerte cuando salgo al escenario y veo personas que podrían estar haciendo cualquier otra cosa, pero están ahí. Solo pienso en seguir trabajando, estudiando y dando todo de mí por que esto dure todo lo posible. Y sino, habrá valido la pena igual, hemos hecho mucho más de lo que pensábamos con 17 años en el local de ensayo. Gracias también a vosotros por cederme este espacio y por vuestro tiempo también, un abrazo enorme.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.