“Sempiterno”, Cepeda ahonda en sus vivencias más personales

0
130

"Sempiterno", Cepeda ahonda en sus vivencias más personales

“Sempiterno”, Cepeda ahonda en sus vivencias más personales

Tras mucha expectación, por fin, llega “Sempiterno“, el nuevo trabajo discográfico de Cepeda. El título contrasta con el de su primer álbum. Si con aquel “Principios” el cantante gallego marcaba el inicio de su carrera, ahora en “Sempiterno” nos deja claro que su etapa musical tiene aún cuerda para rato. Y aunque ha tardado más de lo deseado en ver la luz, la espera ha merecido la pena. Porque este álbum supone un salto cualitativo muy destacable para un Cepeda que se encuentra en su grado máximo de madurez artística.

Luis ha conseguido lo más difícil para alguien que se pone delante de una hoja en blanco a componer: trascender más allá del corazón. Y lo ha hecho con su trabajo más personal hasta la fecha. En él, se abre en canal y ahonda en los recuerdos de su infancia y otras vivencias personales. Al tiempo que reivindica el amor por encima de todo. En todas sus vertientes. Desde el amor de pareja al más puro que existe, el amor fraternal. Sin dejar de lado ese lado crítico suyo con lo homófobo, lo misógino y lo que está pasado de moda.

Pablo Estrella, Andrés Terrón, David Santisteban y John Caballés son los productores que han compuesto junto a él los temas que conforman el álbum. Un disco que abren “Pastillas Rosas” y “Otro Día Más“, dos canciones que narran historias de una relación rota en la que siguen existiendo sentimientos. Cepeda saca ya de primeras toda su artillería romántica y deja patente la tónica que va a seguir el resto del disco. Porque si hay algo reseñable en “Sempiterno” es que ninguna de las canciones va vacía de contenido.

Y así, llegamos a la parte más emotiva, donde el artista se desnuda completamente para hablar de sus padres. Por un lado está “Nené“, toda una declaración de amor a su madre, a la que agradece dejarle “ser pequeño toda la vida”. Y por otro lado “Tus aviones“, dedicada a su padre. Ambas sacan a relucir el lado melancólico de un Cepeda que echa de menos ciertos momentos de su infancia. Y donde el título del álbum cobra más sentido si cabe, porque no hay nada más eterno y verdadero que el amor de padres a hijo.

Pero Cepeda no sería Cepeda si no abordara algún tema socialmente conflictivo, algo que ya le ha causado más de una trifulca en redes sociales. En “Sempiterno” vuelve a bajar al fango. Y ahí es donde aparece “La Camisa Vieja“, en la que reivindica el amor libre y crítica una sociedad retrograda a la que le cuesta avanzar en pro de un mundo más justo. Un compromiso con sus valores que tiene su continuación en “Lo Que Ven“, donde aboga por el carpe diem: disfrutar la vida y amarnos los unos a los otros sin corazas ni armaduras.

Super Mario” recupera la nostalgia de su Galicia natal. Aquí Cepeda recuerda todo aquello que le hizo feliz, siendo consciente de lo que conlleva crecer en todos los ámbitos de la vida. Mientras que “Cibeles” y “Niña Pija” sacan a relucir su lado más “canalla”, una en tono de desamor y la otra en clave de conquista. En el último tramo del disco aparece la canción homónima que da nombre al álbum “Sempiterno“, con una letra cargada de honestidad, en la que hace un alarde de valentía para reconocer algunos de los errores cometidos.

Cierran el disco “Mariposas“, “A Cualquier Parte” y “Luna“. La primera de ellas a ritmo de balada, habla de echar de menos a alguien que a ti te echa de más. Las dos últimas son quizás las más enérgicas y cañeras de todo el conjunto. En ellas el artista gallego nos lleva por la senda de un un amor divertido, de esos que enseñan a volar. Al tiempo que nos invita a celebrar la vida hasta que el cuerpo aguante. Un fin de fiesta explosivo con el que nos deja la sensación de que este viaje musical ha sido (o se ha hecho) demasiado corto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.